En los últimos años la producción nacional de búfalos consolidó un crecimiento anual del 10% en el territorio nacional y esta especie se presenta como una alternativa importante por sus cualidades de producción car­nicera y láctea, sostuvo Guido Ochipinti, presidente de la Aso­ciación Paraguaya de Criado­res de Búfalos. Actualmente el hato bubalino nacional es de 15.000 cabezas y la mayo­ría se encuentra en campos en donde los bovinos no pueden desarrollar sus cualidades pro­ductivas.

Ochipinti destacó que es la primera participación de esta especie en la Expo y el obje­tivo es romper el tabú de que el búfalo es un animal salvaje y demostrar que es altamente domesticable. Todo depende del manejo y qué tipo de per­sonales se tienen en el esta­blecimiento para educar al búfalo, expresó. El titular del gremio manifestó que la espe­cie se adapta a condiciones en donde es difícil la cría de bovi­nos. La mayoría de los produc­tores están trabajando en cam­pos marginales y los búfalos se están criando, engordando y dando un retorno económico.

Guido Ochipinti.
Guido Ochipinti.

Expresó que la asociación tiene importantes planes de expan­sión y mejora genética. En este sentido, se está proyectando la importación de embriones de Italia y Brasil, y también introducir vientres de los paí­ses vecinos para un mayor cre­cimiento.

FINALIDAD

Hoy en día la principal finali­dad es la carnicera y el 95% de los productores están apos­tando a la carne porque aún no se cuenta con valor gené­tico para la producción láctea. No obstante, se dieron impor­tantes avances y ya existen pro­ductores que están a punto de salir al mercado con produc­tos lácteos como el queso de búfalo. En cuanto a la carne de comercialización se tra­baja con algunos frigoríficos. Actualmente, se encuentran en las góndolas de algunos super­mercados los cortes premium de búfalo, como tapa, colita cuadril, lomo, lomito, bola de lomo, entre otros, informó.

Ochipinti destacó que el Gobierno debe instar al consumo de carne de búfalo porque es un producto orgá­nico, que tiene 55% menos de calorías, 40% menos de colesterol, 11% más de vita­minas y minerales.