Bancos privados del Brasil anunciaron a sus pares paragua­yos que se han restablecido las condiciones para reiniciar las operaciones de exporta­ción de reales al Brasil, luego de la reunión que el ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López, y el presi­dente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Can­tero, mantuvieron en Brasi­lia con sus pares brasileños.

En esa reunión fueron escla­recidas las dudas que surgie­ron con relación a los volú­menes que se manejan en el comercio fronterizo y a la for­malidad de esas operaciones, ya que los recursos remesa­dos coinciden con las parti­das declaradas en las ventas de las empresas y las corres­pondientes recaudaciones de impuestos sobre las mismas. Los documentos que com­prueban esas transacciones fueron presentados a las auto­ridades brasileñas.

El Banco Basa confirmó que desde esta semana activa nuevamente el producto de remesas, luego de que su banco corresponsal en Bra­sil, el Banco Rendimento, confirmara el retorno a sus operaciones, las que habían sido suspendidas en el mes de mayo.

Esto es un hecho significativo que demuestra una vez más el importante avance de la for­malización en las activida­des comerciales, ya que todas las explicaciones pueden ser ofrecidas a cabalidad por la disponibilidad y predispo­sición de los empresarios en presentar las documentacio­nes requeridas que respaldan con transparencia las opera­ciones de ventas en el marco del régimen de turismo.

Se espera que más bancos en Brasil y en Paraguay ini­cien su participación en este mercado, ya que se ha visto el impacto positivo que tiene para la fluidez del comercio en frontera con su consecuente beneficio para el país. Las autoridades, tanto de Brasil como de Paraguay, confir­man que la operación es legal, está autorizada por los ban­cos centrales, y son aplicadas estrictamente todas las regu­laciones, incluidas de manera especial aquellas referidas a la prevención del lavado de dinero y bienes.

MILLONARIAS REMESAS

La exportación de remesas físicas de reales genera 2.800 millo­nes de dólares, según señaló el titular del BCP, José Cantero. Esto es gracias al extraordinario flujo de personas que cruza diariamente la frontera entre Paraguay y Brasil.

Bajo el régimen de turismo, millones de personas visitan Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero o Salto del Guairá. Son los denominados excur­sionistas, los que no pernoctan en Paraguay ni realizan Migra­ción. De acuerdo al Centro Universitario Dinámica das Catara­tas, de Foz de Yguazú, unos 16 millones de personas ingresaron a Ciudad del Este en el 2017.

El Gobierno cree que las cifras del movimiento migratorio oscilan entre los 20 y 30 millones de personas. De estos, se calcula que un 80% son compristas. Esto genera un descomunal comercio fronterizo, ya que el promedio de gasto de cada comprista es de 127 dólares.