Lo que debe hacer un profesional de Recur­sos Humanos, en especial el HRBP (Human Resources Business Partner) –experto con elevado cono­cimiento del negocio, de las estrategias y los objetivos–, es generar soluciones a los clientes de las organizaciones más allá de simples produc­tos. Este fue uno de los focos de la charla desarrollada ayer por Comunidad RH, como inicio del Ciclo de Encuen­tros con Expertos Interna­cionales 2019, expuesto por la especialista argentina San­dra Scarlato, potenciando el rol consultivo de RRHH.

El HRBP se construye en relación con el cliente y el negocio, por lo que la charla apuntó a brindar a las orga­nizaciones participantes las herramientas para que cada una pueda moldear con sus propios clientes cual será el papel que agregará al nego­cio más valor.

Para ello hablaron de proce­sos de consultoría, dimen­sionando la función de cada una, en la que deberán actuar todos los actores involucra­dos con acuerdos de traba­jos a ser implementados, al igual que las metodologías ágiles que ayudan a identi­ficar cuales son los puntos en los que de manera más rápida se podrá agregar el valor al cliente.

“Una vez que las empre­sas estructuren tales herra­mientas a través del HRBP, y el cliente empieza a entender que el profesional de RRHH no es meramente un técnico que defiende la teoría, sino alguien que le dará solucio­nes en vez de productos, es cuando se genera otro tipo de relación y el posicionamiento del área, con lo que se poten­ciará el negocio”, explicó.

En tanto que el profesional de recursos humanos tam­bién tiene que acompañar a ese cliente/empresa a mirar hacia el futuro y las nuevas tendencias. Esto se debe a que el cambio ya no consiste en un proceso lineal que se puede anticipar y planificar, sino que será cuestión de implemen­tar, equivocarse si hace falta, repararlo y volver a ajustarlo.

Es así que lo fundamental es la instalación de la mentalidad de cambio en las compañías, porque es lo que se va a preci­sar para el negocio de aquí al futuro. De ahí la importancia a la vez del HR Business Part­ner, porque es alguien que se aliará al negocio, se compe­netrará con las necesidades de la compañía y generará las soluciones en vez de produc­tos solamente.

La recomendación, conforme a todo lo desarrollado, es que las empresas intenten auto­matizar todo lo que se pueda, realizar un outsourcing de lo que no es importante a través de la tercerización, más allá de lo que no se puede transferir como la gestión de la cultura, de los valores y del negocio en sí, estos últimos puntos donde el profesional de recursos humanos deberá potenciar.