El representante de la Unión Industrial Paraguaya ante el Consejo de Inversiones, Roberto Eguia, señaló que la ley de incentivos fiscales 60/90 es muy importante ya que los beneficios están a la vista, y si bien con los años desde su promulgación fue recortándose en sus bene­ficios, en lo que respecta a libre importación sin el pago de aranceles de los bienes de capital y la exoneración del IVA son los que se cuentan actualmente como tales beneficios para la inversión.

De esta forma, las principales ventajas de la ley son el acre­centamiento de la produc­ción de bienes y servicios de capital, la creación de fuen­tes de trabajo, el fomento de las exportaciones y la susti­tución de las importaciones, a más de la incorporación de tecnología, que es lo que está permitiendo aumentar la efi­ciencia y la productividad, así como la mayor utilización de materia prima.

Resaltó el crecimiento que se está logrando en cuanto a aprobación de proyectos de inversión bajo este incentivo fiscal durante los primeros cuatro meses del año en com­paración al primer cuatrimes­tre del 2018. El año pasado se aprobaron 97 proyectos gene­rando 2.295 puestos de tra­bajo y una inversión total de US$ 183 millones, números ampliamente superados de enero a abril del 2019, con 30 proyectos aprobados, casi 2.200 empleos nuevos y cerca de US$ 250 millones en apuestas económicas, tanto para nuevas empresas como para ampliaciones, dijo.

“El impacto es muy impor­tante, hay empresas de varios rubros y niveles que fortale­cen al Paraguay como un polo de inversión muy importante, y puedo aseverar que la única forma de que el país salga ade­lante es industrializando y tecnificándolo con la adquisi­ción de tecnología”, expresó.

Como industrial espera que no se sigan recortando los beneficios de la Ley 60/90 como ya escuchó hablar, ya que eso frenará la llegada de capital extranjero y que el sector empresarial e industrial local realice apuestas necesarias para la eficien­cia y la creación de mano de obra. En cuanto a la rece­sión actual que se atraviesa, indicó que quiere ser opti­mista en base a lo anterior y si este ritmo se mantiene podrá repercutir con un impacto muy grande.

Para el joven industrial Jimmy Kim, titular de la empresa paraguaya Kim's Towel, industrialmente, Paraguay es el país con mayor potencial de crecimiento de toda la región, pero es preciso la creación de leyes que pro­tejan a la industria nacional tanto a pequeñas y grandes para evitar que se invada el país con productos de afuera, por lo que instó a la creación de una ley también protec­cionista como lo tienen Bra­sil y Argentina, que generan trabas impositivas y permi­sos, mientras que Paraguay permite que productos de los países vecinos ingresen como si fuera su casa, agregó.

La Ley 60/90 promueve la inversión sea para maqui­narias y capitales, con lo que una empresa puede lograr acrecentar la producción y consecuentemente la crea­ción de fuentes de trabajo, a más de lograr la fabrica­ción de productos competi­tivos que se puedan vender en el mercado local como internacional. Si bien dicha herramienta tiene su pro­ceso burocrático rescató el dinamismo del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), ya que al contar con toda la documentación y requisitos establecidos, acceder a los beneficios de esta ley no es tan difícil, dijo.

“Esta ley es una de las herramientas más impor­tantes que tiene Paraguay para incentivar a la indus­tria y la producción, ya que además tenemos las venta­jas impositivas que los otros países no tienen”, mencionó. “Como industrial, pienso que debemos utilizar eso no para poder lucrar más, sino para ser más competitivos en pre­cio y calidad, y para eso debe­mos producir a mayor escala para competir con Brasil por ejemplo, que pese a lo que vive, sigue siendo productivo por contar con economía de escala y tecnología de punta”, agregó.

Desde el MIC resaltaron los más recientes casos como el de Ball Paraguay SA, líder mundial en la fabricación de envases de latas reciclables de aluminio, con una inver­sión de más de US$ 100 millo­nes en la planta a ser insta­lada en Guarambaré, que generará 85 empleos. Tam­bién con más de US$ 100 millones, HCSA Paraguay SA, que instalará una planta de fundición de piezas de hie­rro para el rubro automotriz en Hernandarias. ­