La sequía plantea riesgos al crecimiento del 2019 para Paraguay, señala el informe mensual de Itaú Macro Latam. La falta de lluvia podría impactar negativamente en la actividad este año, aunque el impacto sería limitado dado el menor peso del sector primario en las cuentas nacionales.

Así, los analistas internacionales de Itaú ven riesgos a la baja en su proyección de crecimiento de 4% para 2019. Para 2020 esperan un crecimiento de 4%, apoyado en un crecimiento regional más generalizado (Brasil y Argentina).

En tanto, el informe menciona que la normalización de la generación hidroeléctrica traccionó la actividad en el cuarto trimestre del 2018. El proxy oficial del Producto Interno Bruto (PIB) (Indicador Mensual de la Actividad Económica de Paraguay) aumentó 0,6% anual y 1% desestacionalizado en noviembre luego de crecer 3,2% en octubre.

La recuperación secuencial de la economía respondió al mejor desempeño de los servicios, de la generación hidroeléctrica y de algunas ramas de la industria. “Esperamos un crecimiento de 4% para 2018”, manifiesta el reporte.

Por otro lado, el banco menciona que los precios se mantuvieron estables en enero. Los precios al consumidor se mantuvieron sin cambios en enero respecto de diciembre, luego de caer 0,3% el mes anterior.

“En el primer mes del año los precios evolucionaron de forma mixta: el precio de la carne aumentó, mientras que en el caso de los combustibles se observó una caída asociada a la menor cotización del petróleo a nivel internacional. La lectura anual se desaceleró a 2,4% en enero, marcando la lectura más baja desde febrero de 2017 y se aproximó al límite inferior de la meta del banco central (4% +-2)”, explica. Los expertos internacionales del banco mantienen su proyección de inflación de 4% para 2019 y 2020, en línea con la meta del banco central.

El BCP dejó sin cambios la tasa de referencia en 5,25% en enero en línea con lo esperado. En las minutas de la última reunión, el comité resaltó la moderación de la actividad doméstica en un escenario regional donde persiste la incertidumbre. El BCP resaltó la tendencia descendente de la inflación, al tiempo que las expectativas se mantienen alineadas con la meta de inflación.