Representantes del sector productivo de Argentina y Brasil miran al Chaco paraguayo como un ejemplo en la producción por su capacidad de adaptarse a las condiciones climáticas adversas y llevar a cabo una actividad eficiente, destaca un informe de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

La producción en el Chaco es un gran riesgo, ya que las desfavorables condiciones climáticas y de suelo propician grandes impactos económicos para el productor, es por eso que los trabajadores de esta zona crean sus propios sistemas de autoabastecimiento hídrico para hacer frente a las fuertes sequías que afectan a la región, informaron.

Uno de los sistemas más comunes de almacenamiento de agua es el aljibe, que en el Chaco paraguayo tiene una dimensión de aproximadamente dos hectáreas, algo poco común, y es por ello que productores de Argentina y Brasil vienen hasta Paraguay para observar y copiar la particular técnica que tienen los chaqueños para juntar agua.

Stefan Isaak, ingeniero forestal de la Cooperativa Neuland, explicó que el modo de operar se basa en las características del árbol samu’û, una especie arbórea de la región que junta el agua de lluvia en su tronco formando, lo que pareciera una panza, para autoabastecerse de agua en los tiempos de sequía. Explica que se cava en una superficie de dos hectáreas para formar una curva de nivel y en su centro se junta el agua de lluvia (las pocas veces que hay precipitaciones), como también se bombea agua de algún tajamar hasta la represa. Una vez retenida el agua en el aljibe, se transporta a través de camiones cisterna o sistemas de cañerías hasta la ciudad, en donde se trata el agua con modernos equipamientos de filtrados para su posterior consumo y utilización, explicó el ingeniero.

Las represas tienen alrededor de 68 millones de litros de agua de lluvia que van hasta la ciudad y abastecen a 3.000 personas. Cada habitante tiene su sistema de captación de agua que se direcciona hasta una represa común y, por supuesto, cada productor destina una parte de su propiedad para realizar un tajamar, indica.