Paraguay acabó de emitir “exitosamente” en el mercado internacional bonos soberanos por valor de US$ 500 millones, con una excesiva oferta que demuestra un gran apetito de los inversores. En tanto, el nivel de deuda en el país aumentó, si se compara con las exportaciones de bienes y servicios, la razón se ubica en 39,8%.

En este caso, se utilizaría cerca del 40% de las exportaciones de Paraguay para pagar la deuda externa de la administración central, menciona el análisis que publicó la consultora MF Economía.

Por otro lado, la consultora del economista Manuel Ferreira advierte que el endeudamiento acelerado podría ser nocivo para la economía, sobre todo si no se ajusta ni mejora el gasto público. El país se endeudó desde el 2013 por valor de US$ 3.910 millones, de acuerdo al historial del Ministerio de Hacienda, que marca al 2014 como el año con mayor deuda externa, tras la emisión de los US$ 1.000 millones.

La consultora sostiene que la administración central debe hacer esfuerzos para que sus finanzas continúen generando los recursos para honrar la deuda, en lugar de pedirle prestado a Juan para pagarle a Pedro. “Ahora, si se avanza un paso más y se piensa si esta deuda es sostenible, se estaría analizando la solvencia de largo plazo del Gobierno para cumplir con sus compromisos externos. Para ello, se verifica si la deuda ha alcanzado un nivel que está más allá de su capacidad, la cual se mide a través del superávit primario (excluye pagos de intereses sobre la deuda) que ha generado históricamente”, menciona en su reporte.

De acuerdo a los datos oficiales del Gobierno local, la deuda pública de Paraguay se sitúa en 20,2% del PIB, tras cerrar el 2018 en US$ 8.035,5 millones, expresados por el Ministerio de Hacienda.

Según un informe regional, Argentina es la economía con mayor deuda al 2018, mientras que Paraguay el menor respecto al PIB. Argentina lideró otra vez el ranking de endeudamiento en la región y duplica el promedio, señala el informe “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La deuda pública acumulada en América Latina llegó en el 2018 al 41% del PIB regional impulsada principalmente por el vertiginoso proceso de endeudamiento encarado por la Argentina desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada.