Las proyecciones para el 2019, tanto de la inflación total, como de la subyacente se mantienen en 4%, igual a las tasas previstas en el informe anterior de setiembre, según señala el reporte de Política Monetaria del Banco Central del Paraguay (BCP). La inflación permanecerá relativamente baja durante los primeros meses del 2019, para luego ir convergiendo hacia la meta a finales de año, manteniéndose en torno a la misma en el horizonte relevante de política monetaria (cuarto trimestre del 2020).

Con respecto a los precios al cierre del año pasado, el pronóstico de la inflación para el 2018 fue ajustado de 3,8% a 3,1%, explicado fundamentalmente por la reversión de algunos precios volátiles de la canasta, del precio de los combustibles y del pasaje, hacia finales de año. Además, el tipo de cambio nominal registró una trayectoria que se ubicó por debajo de lo previsto para el cierre del año en el último informe.

En tanto, la inflación total cerró el año en 3,2%, levemente por arriba de lo que se esperó finalmente, mientras que la cifra es inferior a lo reportado en el 2017, que fue de 4,5%, según informó la banca matriz. Por otro lado, el mercado interno, que en diciembre pasado redujo su proyección, espera también una menor inflación para este año. De acuerdo a la encuesta de Expectativas de Variables Económicas (EVE), los agentes económicos creen que los precios subirán 4% este 2019, de los 4,2% esperado un mes antes.

En tanto, los analistas esperan que este mes la inflación sea de 0,4%, también un poco menor a la variación de 0,5% estimado un mes antes. La referencia es que en diciembre último se registró una deflación de 0,3%. Bajo el esquema de metas de inflación, la autoridad monetaria realiza continuamente un análisis prospectivo, tanto de las variables externas como domésticas que son relevantes en la determinación de los precios, menciona el informe del BCP.

Para ello, se requiere una comprensión clara de cómo los cambios en estas variables se transmiten a la inflación, con el fin de adoptar de manera oportuna la decisión sobre la tasa de política monetaria que garantice el cumplimiento de la meta en el horizonte de proyección.