Un estudio realizado por el Banco Intera­mericano de Desa­rrollo (BID) revela la inefi­ciencia del gasto público de los países de Latinoamérica y el Caribe. El organismo multilateral afirma que tras la crisis financiera globalde 2007-2008, muchos países de la región vieron catapul­tarse en sus ingresos por la venta de materias primas y elevaron sus gastos en sala­rios públicos y pensiones, que hoy cuestan revertir. “Esos gobiernos ahora necesitan sacar el máximo provecho posible de sus ingresos tribu­tarios”, menciona el informe.

En ese mismo sentido, el informe del BID expresa que en los países de la región se observan excesos enlas compras gubernamenta­les (incluyendo pérdidas por causa dela corrupción y por demoras), una abultada nómina salarial en el sector público y transferencias que no llegan al sector indicado dela población.

Todos estos puntos justa­mente hoyson fuertemente criticados en Paraguay por el sector empresarial,que soli­cita al Gobierno buscar meca­nismos para mejorar elgasto público en el país, antes de pensar en aumentar impues­tos y sobrecargar a lo que hoy ya están pagando sus obliga­ciones tributarias.

El informe señala las esti­macionesde la ineficiencia técnica, transferencias foca­lizadas, compras públicas y remuneración a emplea­dos, en porcentaje del PIB, de acuerdo a datos del 2015 y 2016, Paraguay 3,9; Brasil3,9; Argentina 7,2; Uruguay 3,7; Perú 2,5; Chile 1,8; Boli­via 6,3; América Latina y el Caribe 4,4.

GREMIOS

A inicios de este mes, repre­sentantes de varios gre­mios empresariales, como la Cámara de Anuncian­tes del Paraguay (CAP), la Federación de laProduc­ción, la Industria y el Comer­cio (Feprinco), entre otros, mantuvieron una reunión con el ministro de Hacienda, Benigno López, y su equipo, para dialogar sobre la amenaza del contrabando a causa de la devaluación del peso y el real frente el dólar.

Los empresarios no desapro­vecharon la ocasión para soli­citar una vez más al titular de la cartera económica buscar mecanismos para mejorar el gasto público y una equidad fiscal en el país. El presidente de la CAP, JorgeCarlos Bie­dermann, que actuó de vocero al término de esa reunión, mencionó a la prensa que pidieron a López que todos paguen los mismos impues­tos. También que el gasto público se refleje en presta­ciones y servicios de parte del Estado.

Al cierre de agosto, el Estado destinó a salario público el 66% de todo lo canalizado en concepto de ingresos tributa­rios (impuestos). Este objeto de gasto (salarios) fue uno de los principales factores por el cual el gasto obligado de la Admi­nistración Central aumentó en 10,1% al cierre de agosto de este año, en comparación al mismo periodo del 2017. Para el 2019, el Poder Ejecutivo pro­yecta gastar G. 377.199 millo­nes más en salarios, aún no están incluido las gratifica­ciones y bonificaciones.

RECOMENDACIONES DE POLÍTICAS

Ante la ineficiencia del gasto en América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) menciona en su informe una serie de recomendaciones de políti­cas específicas, como: hacer un mayor uso del análisis de costo-beneficio para deter­minar mejores opciones pre­supuestarias, o crear orga­nismos dedicados para la planificación estratégica que utilicen rigurosas evaluacio­nes del impacto de los progra­mas gubernamentales, antes de tomar decisiones sobre la asignación de recursos.

Asi­mismo, propone la adopción de reglas fiscales que vayan más allá de la sustentabilidad fiscal para la protección de las inversiones, tales como el requisito fiscal de doble con­dición de Perú, que fija límites específicos al incremento de los gastos corrientes para ase­gurarse de que no insuman recursos que deberían asig­narse a gastos de capital.

Dejanos tu comentario