Que las micro, peque­ñas y medianas empresas puedan innovar a través de la contra­tación de los servicios de las industrias creativas, fue uno de los objetivos del proyecto “Economía Naranja, Fuerza Creativa”, que arrancó en marzo y que anoche premió a los ganadores.

El evento fue denominado la Noche Naranja y se llevó a cabo en la Casa Bicentenario del Audiovisual y la Música estuvo presidido por autorida­des del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y la Secreta­ría Nacional de Cultura, que hicieron entrega de bonos a 17 ganadores de los 174 proyectos que se presentaron en la pri­mera convocatoria.

Se trata de una iniciativa de la Fundación CIRD, en el marco del Proyecto BID/FOMIN/CIRD, a través del instru­mento de financiación de bonos, que va de US$ 1.500 hasta US$ 15.000 no reembol­sables y diseñado en especial para las mipymes.

Los ganadores fueron Chipa Tía SRL de Cnel. Bogado, Flo­rería Jireh de Cnel. Oviedo, Tekoha desde Itauguá, Aghas, Caninde, La Ruta Verde de Curuguaty, la Cámara Para­guaya de Turismo de las Misio­nes Jesuíticas (Encarnación), Aventura sin Límite: Guaraní Route de Colonia Independen­cia, Guitarras Borja de Luque y por Asunción ganaron; la Asociación de Industriales Confeccionistas del Para­guay, la Asociación de Corre­dores Inmobiliarios del Para­guay, Joyerías Luxor–Joyas Fió, Cámara Paraguaya de Empresas Productoras de cine y TV, PY Teas SRL, Kili Video, Sabaté Films, Info Paraguay, AsunciON! Innovación en el Turismo y Ballon SRL.

El coordinador de comunica­ción del programa, Ricardo Arriola, señaló que del total de proyectos presentados fue­ron preseleccionados 90 como finalistas, de los cuales queda­ron los últimos 17 que atrave­saron por otra serie de pregun­tas y consultas para corroborar la viabilidad de los proyectos. Del total de proyectos, el 43% correspondió al género feme­nino, mientras que geográfica­mente el 44% fue de los depar­tamentos de Alto Paraná, Caaguazú, Canindeyú, Con­cepción, Guairá, Itapúa, Misio­nes, además de Central.

El proyecto “Economía Naranja, Fuerza Creativa”, busca contribuir a la inno­vación y diversificación pro­ductiva de la economía para­guaya mediante la promoción de las industrias culturales y creativas. En tal contexto, hay que señalar que para el 2020 se estima que la creatividad será la tercera habilidad más demandada por las empre­sas, a la hora de seleccionar a los colaboradores, y lo intere­sante de este segmento es que la mayoría de las startups de la región, persiguen producir un alto impacto social y eco­nómico innovando en sectores tradicionales como la salud, la educación y el transporte.

Y para entender qué es la eco­nomía naranja, el BID lo define como un conjunto de activi­dades que de manera encade­nada permiten que las ideas se transformen en bienes y ser­vicios culturales y creativos, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.

Dejanos tu comentario