Paraguay registra indi­cadores con mejoras un mes más del 2018, con una expansión econó­mica que permanece muy sólida, a contracorriente de sus dos grandes vecinos, que “desmejoran”, tanto Argen­tina como Brasil, según el informe Macro Latam del banco Itaú, julio 2018.

“La actividad creció en los primeros tres meses del año y continuó a buen ritmo en el trimestre siguiente de acuerdo a indicadores ade­lantados. Sostenemos nues­tra proyección de creci­miento del PIB de 4% para este 2018 y el próximo apo­yados en la buena cosecha de soja”, menciona el informe. Aclara que, a pesar del menor crecimiento esperado en el resto de los países de la región, principalmente Bra­sil y Argentina, igual esperan buena dinámica paraguaya.

Sostiene que la inflación aumentó en junio tras varios meses de estabilidad en los precios, por lo que proyec­tan desde el banco un 4% de inflación en el 2018 y 2019, y no prevén cambios en la tasa de política monetaria.

En cuanto a Brasil, las incer­tidumbres dificultan la recu­peración del vecino país, por lo que Itaú redujo sus proyec­ciones para el crecimiento del PIB a 1,3%, desde 1,7% en 2018 y a 2,0%, desde 2,5% en 2019, dado el constante deterioro de las condiciones financieras. Además, elevaron sus proyec­ciones de inflación a 4,1% en 2018 y a 4,2% en 2019, debido a las nuevas previsiones para el tipo de cambio y un ajuste mayor de lo esperado en las tarifas de la electricidad apli­cadas por la empresa de dis­tribución de energía eléctrica de San Pablo, Eletropaulo.

En cuanto a la política monetaria, las mayores incertidumbres, las expec­tativas ancladas y las bajas lecturas de inflación refuer­zan las perspectivas de esta­bilidad en la tasa de interés Selic hasta fines de año.

Por el lado de Argentina, el informe menciona que la economía entra en una fuerte desaceleración debido a los salarios reales más bajos, políticas macroe­conómicas más estrictas y a los efectos de la sequía. Ahora Itaú espera que el PIB crezca 0,5% este año, desde 1,5% en su escenario anterior.