La Comisión Nacional de Telecomunicacio­nes (Conatel) emitió un comunicado a la opinión pública en general con el pro­pósito de realizar algunas pun­tualizaciones con respecto a la utilización del Fondo de Servi­cios Universales (FSU).

"El FSU se genera de la tasa de explotación comercial consis­tente en 1% de la facturación bruta de todos los licenciata­rios, entiéndase las empre­sas celulares, la Copaco y los demás prestadores de servi­cios de telecomunicaciones. Estos recursos se hallan depo­sitados en las entidades banca­rias de acuerdo a las normati­vas vigentes", sentencia en su primer párrafo.

Además, agrega que dichos ingresos se generan los recur­sos para el FSU equivalente al 20% de los ingresos percibidos por la institución en concepto de Tasa de Explotación Comer­cial, que a su vez se transfiere en un 50% a la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (Senatics).

Explica que las firmas Núcleo SA, Telecel SA y Hola Para­guay SA han sido favorecidas con la adjudicación de proyec­tos en diferentes etapas para el mejoramiento del servicio de telefonía e internet en todo el país, con nuevas estaciones radiobases y despliegue de fibra óptica en todo el territo­rio nacional.

PRESUPUESTO

La Conatel tiene pre­supuestado este año G. 35.669.500.000 para la ejecu­ción de proyectos a través del FSU, entre los que se desta­can dos proyectos en el Chaco paraguayo: la fibra óptica que unirá los municipios de Car­melo Peralta, Fuerte Olimpo hasta llegar a Bahía Negra, y comunicaciones móviles rurales en la zona de Pozo Hondo-Picada 500.

PROYECTOS

Asimismo, aclara que con la utilización del FSU ejecuta los proyectos planificados con el despliegue de infraestructura y la disponibilidad de servicios de conectividad para apoyar a proyectos de otras institu­ciones, como lo es el caso a de la Telemedicina del MSPyBS en los años de vigencia de los contratos del FSU. La soste­nibilidad de dichos proyec­tos, posterior a los años de vigencia de los contratos FSU, corresponde a los beneficia­rios finales, sean estos muni­cipios, ministerios, unidades de salud, instituciones educa­tivas, comisarías, etc.