La nueva normativa que regula el comercio de ciertas materias primas y derivados en la Unión Europea, la Ley 1115/23, es imposible de aplicar, recordó esta mañana el ministro de Agricultura y Ganadería, Carlos Giménez, resaltando de nuevo que la postura de Paraguay y de todos los gremios es firme.

“Esta es una cuestión imposible de cumplir. Es de imposible aplicación”, aseveró el ministro de Agricultura a la 730 AM. Al mismo tiempo, aclaró que esto no tiene vínculo alguno con los acuerdos de cooperación que Paraguay mantiene con la UE.

“Son situaciones totalmente diferentes y se han aclarado. Sabemos que estas reglamentaciones son unilaterales y arbitrarias, pero podemos decir que no tiene ningún vínculo con acuerdos de cooperación”, manifestó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Por envíos de soja ingresaron USD 260 millones más al país en el primer mes del año

Aseguró también que toda vez que la Unión Europea quiera financiar proyectos u otorgar créditos a Paraguay lo puede hacer, pero que se deben separar los acuerdos de sus reglamentaciones por el principio de defensa de nuestra soberanía. “Si querés darme dinero, dame. Pero no me pongas condiciones o si no, no me des nomás el dinero”, arremetió.

Esta mañana, el ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez, junto con el ministro de Relaciones Exteriores, Rubén Ramírez Lezcano, y representantes del sector privado, reforzaron la postura de nuestro país ante la reglamentación que pretende prohibir desde el próximo año el ingreso en el bloque europeo de materias primas y productos derivados asociados a la deforestación y degradación ambiental.

Tenemos que cuidar nuestra soberanía jurídica, que es una preocupación de los gremios de la producción, pero, al mismo tiempo, no cerrar las puertas a esa oportunidad de exportar a Europa. Entonces hay que buscar un balance”, dijo por su parte Javier Giménez.

Te puede interesar: En días más iniciarán reconstrucción del tramo de la ruta Pozo Colorado - Concepción

Dejanos tu comentario