Las precipitaciones previstas para la última semana de enero proporcionarán la humedad necesaria para completar de manera adecuada el ciclo de los cultivos y favorecer rendimientos favorables, según reportó el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) a través de su monitoreo agrometeorológico.

En el pronóstico de precipitación se observa una distribución irregular de las lluvias en los próximos días. Se prevé que en amplios sectores del país las lluvias se presenten de escasas a moderadas, mientras que los mayores acumulados se concentrarían hacia el norte de la Región Oriental y algunas zonas de la región Occidental.

Lea también: 2023: Conajzar registra repunte en recaudaciones desde la nueva administración

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Estos registros serían altamente beneficiosos para mantener niveles óptimos de humedad en el suelo, considerando que la mayoría de las parcelas se encuentran en la fase productiva de sus estadios fenológicos”, explicaron. A su vez, subrayaron que en las zonas donde se proyectan registros deficientes de lluvias también desempeñarán un papel beneficioso gracias a las proyecciones.

Pronóstico semanal

Del 22 al 29 de enero, el Inbio pronosticó una temperatura máxima extrema. Se estima que algunas áreas específicas del departamento de Boquerón y Alto Paraguay registrarían las temperaturas más altas, llegando hasta un máximo de 40 °C. Para el resto del país se esperan niveles térmicos más moderados en la mayoría de los suelos que estuvieron presentando estados deficitarios de humedad en relación con las necesidades hídricas del cultivo.

Sin embargo, mencionaron que estas condiciones resultarán positivas para ayudar a una maduración óptima de las plantaciones que se encuentran en la etapa final de su ciclo, lo cual será crucial para maximizar el rendimiento de la producción de soja para esta campaña 2023/24.

Lea más: Fecoprod augura un buen año para la producción

Dejanos tu comentario