Este jueves trascendió la noticia sobre un pedido de los senadores estadounidenses Mike Rounds y Jon Tester, quienes introdujeron documento para suspender temporalmente las importaciones de carne vacuna de Paraguay y Brasil. Al respecto, desde el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) explicaron que se trata de un acto político hacia la decisión del gobierno de Joe Biden, por lo cual se espera que no avance.

Solicitan una nueva auditoría básicamente a Paraguay con más información y participación de otras agencias, no solamente el Departamento de Agricultura de EE. UU., esperemos que no prospere”, sostuvo a La Nación/Nación Media el presidente del organismo veterinario, José Carlos Martin.

Dijo que nuestro país realizó absolutamente todos los ítems verificados con absoluta transparencia en el marco de un trabajo público-privado en el área de sanidad animal e inocuidad de alimentos. “Paraguay es una referencia a nivel mundial, así que no estamos tampoco cerrados, pero esperemos que no suspendan”, precisó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El titular del Senacsa sostuvo que esta postura ya se había registrado en años anteriores, cuando se habilitó a Argentina y Brasil, e incluso con Uruguay. “Argentina tuvo estas mismas acciones políticas durante el gobierno de Macri y Brasil durante el de Bolsonaro”, comentó, agregando que desde el punto de vista técnico el documento es totalmente rebatible.

Martin aseguró que la Embajada de los EE. UU. deberá realizar el lobby correspondiente con los dos legisladores del partido demócrata y republicano. “Senacsa no tiene un alcance legal para hablar con ellos, eso es una cuestión de la Embajada con quienes trabajamos super bien durante este tiempo”, mencionó. A su vez, subrayó que si bien la noticia no tiene fuerza legal, es una iniciativa que se encuentra en el portal del Senado americano.

Puede interesarle: Paraguay y Uruguay dialogaron sobre necesidad de agilizar servicios portuarios

Hoy con la habilitación, nuestro mercado se encuentra enmarcado a un calendario de auditorías constantes con este comprador como parte de las obligaciones y tareas operativas correspondientes. “Tenemos una en noviembre de 2024, después en el 2026, y 2028, cada dos años donde vienen a ver toda la parte sanitaria, de inocuidad, defensivos, microbiología, etc.”, expresó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC), Randy Ross, dijo a LN/NM que este pedido no corresponde, pues se pasaron todas las auditorías realizadas. “Entendemos que es por presión de los ganaderos de algunos estados. Confiamos que no prospere en el Senado”, remarcó.

Lea más: Hoteles de Cordillera registran alta ocupación con miras al feriado largo

Dejanos tu comentario