Recientemente el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF) firmó un convenio de suscripción de la primera inversión patrimonial en el país, en un fondo forestal de hasta USD 15 millones para unas 60 mil hectáreas. La Nación/ Nación Media quiso adentrarse aún más a la visión de la banca, a lo que el gerente Regional Sur de CAF, Jorge Srur, accedió a una entrevista.

Ante la primera consulta, del por qué apostar en el país con este tipo de fondos, respondió que “CAF apuesta a ser el Banco Verde de América Latina y el Caribe, y Paraguay es un aliado estratégico ideal para alcanzar ese objetivo”, resaltó. Además, el sector forestal en particular, tiene el potencial de convertirse en uno de los motores claves de la economía paraguaya que viene, dijo.

A lo que Srur sumó, que con la apuesta a este fondo, pretenden demostrar que no solo tienen una convicción conceptual, sino también un compromiso real con el país y el desarrollo del sector forestal. Señaló que están convencidos de que Paraguay concretará los grandes proyectos de plantas de celulosa que se están implementando y planificando, de modo a que el desarrollo del sector incluya la industrialización.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: CAF invertirá hasta USD 15 millones en Fondo Forestal

Como banca de desarrollo para la LAC, esperan que otros inversores se sumen a este tipo de iniciativas en el país. Foto: Gentileza

Inspirar a más inversores

El gerente regional mencionó que el país goza de una conjunción de tierras donde los árboles crecen a velocidades récord; energía limpia, segura, barata y abundante; con una macroeconomía ejemplar, seguridad jurídica, y sobre todo, una población creativa y laboriosa; “Transforma a Paraguay y la cadena de valor forestal en un imán para inversiones sustentables de todo el mundo”, remarcó.

CAF se convierte en el primer multinacional en una apuesta de dicha magnitud, y esperan que otros inversores se sumen a este tipo de iniciativas, confiando no solo en el país sino en la rigurosa evaluación técnica que realizaron para invertir, tanto desde el punto de vista financiero como de estándares ambientales y sociales, aspectos en los que son muy exigentes, aseveró.

Esperan a la vez que esta contribución sirva como señal para convocar a inversiones verdes en otros campos donde el país tiene grandes oportunidades de desarrollo, como el hidrógeno verde y barato y, más en general, todo el segmento del powershoring; ese proceso global de descentralización de la producción hacia países que ofrecen energía limpia, segura, barata y abundante con grandes centros de consumo cercanos, para el cual Paraguay presenta una posición “privilegiada”.

Puede interesarle: Peña ante la ONU: Paraguay es un ejemplo a seguir en la transición hacia un mundo más sostenible

Otros sectores potenciales para el desarrollo sostenible son energía fotovoltaica y eólica, nuevas centrales hidroeléctricas, electromovilidad, hidrógeno verde y biocombustibles. Foto: Gentileza

Sectores potenciales

Al respecto, se dio pie a la interrogante de en qué áreas más debería aprovechar Paraguay para impulsar este tipo de apuestas que el organismo estaría dispuesto a apoyar. Srur indicó que Paraguay tiene un potencial muy grande en negocios relacionados al desarrollo sostenible, y solo por citar algunos, describió a la generación de energía fotovoltaica y eólica; especialmente en el Chaco, sugirió. Así también nuevas centrales hidroeléctricas, electromovilidad, hidrógeno verde y biocombustibles. “Paraguay es el futuro, y el futuro de Paraguay es verde”, subrayó.

Añadió que la electrificación debe continuar, porque cada proceso de sustitución de un uso de energía no renovable a energía eléctrica es un cambio 100 % a energía limpia y renovable. Eso se da porque la red eléctrica paraguaya es 100 % limpia y renovable, lo cual solo ocurre en Paraguay y en unos dos o tres países más en el mundo. Por lo que CAF está comprometida en ser un socio confiable para que Paraguay muestre al mundo todo su potencial, acotó.

Dejanos tu comentario