Según refirió Hugo Shaffratt, presidente de la Asociación de Criadores de Cerdo del Paraguay (Accp), los precios de la carne de cerdo en la región se mantuvieron estables en el primer semestre, pero el contrabando desde Clorinda y Encarnación-Posadas perjudica al sector. Así también, la crisis cambiaria afecta al rubro, pues con el dólar blue la cotización se vuelve muy baja y la proteína llega a nuestro país muy barata golpeando así a toda la industria.

“Con este ingreso de dólares diferenciados traen carne de cerdo muy barata a Paraguay y creo que ese es el gran desafío que estamos teniendo en este momento, que es parar ese tema del contrabando de la carne porcina que viene de Argentina”, sostuvo en comunicación con La Nación/Nación Media, agregado que actualmente con el dólar oficial sí se maneja un buen precio.

De acuerdo al último boletín emitido por el gremio, los precios del cerdo vivo siguieron en USD 1,50 por kilo hasta julio, pero esta estabilidad se debió a que ante los costos altos la industria estuvo presionada para que sigan manteniéndose arriba. “Sino, nosotros vamos a volver a perder dinero en el sector, ese es el motivo y otro también son las exportaciones que se mantienen creciendo al mercado de Taiwán”, remarcó y subrayó que los demás destinos de los embarques también ayudaron a mantenerlos.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En el primer semestre, los envíos de carne porcina se realizaron a tres destinos que adquirieron carnes y menudencias por USD 6,5 millones con un volumen de 2.500 toneladas, un repunte del 265 % frente al mismo periodo del 2022. Del total, 48 % correspondió a Taiwán, el 37 % de toneladas a Uruguay, el 14 % a Georgia y 1 % a Costa de Marfil, según había reportado el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Lea más: Culmina con éxito auditoría para exportación de carne bovina y porcina a Bolivia

Mercado interno

Con relación a los precios de los cortes de cerdo en el mercado interno, indicó que hubo una pequeña retracción atendiendo la oferta a raíz del contrabando, lo cual hizo que las industrias tengan que bajarlos para su venta al consumidor final. No obstante, el sector tiene perspectivas mejores para este segundo semestre ante la baja en el costo de producción.

Esto va a permitir que podamos recuperar tal vez un poco de lo que se perdió en el 2022 e inicios del 2023”, manifestó Shaffratt a La Nación/Nación Media. En torno a ello, consideró que al momento que pase esto, indefectiblemente se registrará otro descenso en lo que respecta al pago de las industrias a los productores porcinos.

Puede interesarle: Argentina demora buque con bandera paraguaya por deuda de peaje

Dejanos tu comentario