Desde la Asociación Rural del Paraguay (ARP) señalaron que la retracción del mercado nacional de la carne se debe a distintos factores como, por ejemplo, la caída de los precios del producto. Más allá de lo que sucede a nivel internacional, el gremio apuntó a redoblar esfuerzos principalmente en el combate al contrabando, que está causando perjuicios económicos en el sector cárnico bovino.

“Tuvimos una caída bastante importante en el último semestre debido a que los precios se alinearon a la retracción del mercado internacional, pero también tenemos problemas internos en nuestro país, sobre todo con el tema del contrabando de carne o ingreso masivo de carne al mercado de consumo interno”, explicó Pedro Galli, titular de la ARP, en contacto con la 1000 AM.

El titular del gremio lamentó que la “paradoja” con la que tiene que lidiar el mercado nacional de la carne bovina. “Por una lado, nos estamos posicionando como un país que cumple con todas las máximas garantías de calidad, sanidad e inocuidad, pero nuestra población está consumiendo carne proveniente sobre todo de Argentina”, mencionó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Desde la ARP señalaron que este flagelo continúa muy vigente por la “debilidad institucional” del país e instaron a redoblar esfuerzos para combatir la problemática del contrabando. “Estamos con un ingreso masivo actualmente de esta carne de origen dudoso, que también es muy riesgosa para la salud de la población”, agregó.

Caída en los envíos de carne vacuna

Paraguay cierra el primer semestre del año con una caída del 15 % en los envíos de carne vacuna. Entre enero y junio, las exportaciones del sector cárnico generaron ingresos por un poco más de USD 745 millones, mientras que en el mismo periodo de 2022 fueron de un poco más de USD 877 millones.

El volumen embarcado totalizó 154.623 toneladas de carne vacuna, cifra que representa una reducción 6 % en comparación al mismo periodo del año pasado cuando se comercializó un total de 164.994 toneladas de la proteína roja, de acuerdo con el último informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Dejanos tu comentario