El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), a través de su plataforma web sobre vigilancia de influencia aviar (IA) en Paraguay, informó que los cuatro focos de detección ya fueron eliminados y terminó con 199 aves sacrificadas en Mariscal Estigarribia, Colonia Neuland, Colonia Fernheim y Faro Moro. Seguirán los controles epidemiológicos y las barreras sanitarias para descartar otros posibles focos de infección.

El doctor Carlos Ramírez, director de Epidemiología de la Dirección General de Sanidad Animal, Identidad y Trazabilidad (Digesit), dependiente del Senacsa, afirmó en comunicación con La Nación/Nación Media que no existen novedades sobre la emergencia por IA en el Chaco paraguayo. Explicó que en los cuatro focos se hicieron los sacrificios sanitarios de todas las aves y posterior eliminación.

No obstante, señaló que siguen con los rastreos epidemiológicos alrededor de los cuatro focos que fueron detectados, a la par, mantienen en vigencia los controles en las barreras sanitarias para personas y vehículos que ingresen las zonas donde había sido confirmados los casos.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Piden reglamentar leyes proteccionistas ante perjudicial cambio paralelo de Argentina

El mapa del Chaco marca los cuatro focos donde se realizaron exitosamente los vacíos sanitarios. Foto: Captura de pantalla

Según el portal web del Senacsa, durante este año se dieron atención a 73 casos sospechosos de IA en el país, de los cuáles 67 resultaron negativos y cuatro fueron positivos. Respecto a las muestras tomadas, se registraron 331, de los que 300 resultados negativos y 23 positivos.

Cabe destacar que los casos detectados corresponden a aves de traspatio y en su mayoría fueron patos, lo que generó cuatro focos de contagios en todo el Chaco paraguayo. La eliminación de los mismos terminó con el sacrificio de un total de 199 aves, manteniéndose el vacío sanitario en estos puntos.

El profesional veterinario indicó que en las zonas afectadas, una vez realizado el sacrificio de aves, deben permanecer al menos unos de 40 días despobladas de cualquier posible foco de contagio. Al cumplirse ese periodo y sin dar nuevos casos, se podría iniciar nuevamente a repoblarla con aves.

Leé más: Tesoro Público debe regular desarrollo de obras en función a recursos, opina exministro

Dejanos tu comentario