Desde la Cámara de la Industria del Calzado de Paraguay (Cicpar) manifiestan que desde diciembre se vienen preparando para lo que será este 2023 en relación al inicio de clases, siendo enero y febrero los meses donde se registran más movimiento en el consumo.

El secretario de la Cicpar, Damián Ferreira, comentó que hay un gran flujo comercial previo al inicio de un nuevo año escolar y que es un gran incentivo para la preparación de los calzados de acuerdo a la demanda.

Señaló en canal PRO que “la industria está apostando cada vez más en cadenas de supermercados, multitiendas, dando incentivo para seguir mejorando y cubrir la demanda que hay”.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Recaudaciones del primer mes del año golpeadas a raíz de bajante de ríos

Acerca de cómo se encuentra el rubro y cómo enfrenta la situación económica actual que arrastra otros inconvenientes a raíz de la pandemia, explicó que las ventas en lo que refiere al calzado nacional se mantuvieron en un 100% al igual que en años anteriores, pero aclaró que hubo faltantes. “Muchos efectos hicieron que no se haya arriesgado más”, resaltó.

“Cerramos un año con mucho entusiasmo, con ganas de participar cada vez más en nuestro mercado, dando fuerza a la industria para seguir haciendo lo que nos gusta”, remarcó. Al mismo tiempo, contó que aún están esperando registrar cifras en ventas iguales o superiores a las del 2019.

Sobre el punto recordó que muchos negocios no se pudieron recuperar por el golpe del COVID e incluso, tuvieron que emigrar del país. “Sufrimos ese efecto, la migración de mano de obra y cierre de fábricas pequeñas. Los que estamos seguimos en proceso de recuperación con fuerza para salir de ese mal sueño que nos dejó”, expuso.

Te puede interesar: Recaudaciones del primer mes del año golpeadas a raíz de bajante de ríos

Así también, Ferreira reiteró que hoy todavía hay muchos factores influyentes para una industria que está tomando cuerpo de a poco, como por ejemplo los problemas económicos mundiales, desequilibrio de precios e inflación. “Eso se siente en el precio final. Ese consumo que uno espera está trabajando aún, nos está costando todavía eso”, sentenció.

Dejanos tu comentario