Por Alba Delvalle

alba.delvalle@gruponacion.com.

Un ciclo más se cierra este 31 de diciembre y se aguarda otro nuevo para lo que será el 2023. Desde el diario La Nación hicimos un compendio sobre los intereses de los distintos sectores económicos, las proyecciones del sector industrial y los aspectos alentadores que dejaron este año.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Para ello, el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Enrique Duarte, brindó una entrevista y auguró que para el 2023 se espera que el sector industrial manufacturero crezca un 2,2%. Sin embargo, esto estará fuertemente condicionado a factores externos. “Según proyecciones, en el 2023 Paraguay será el de mayor crecimiento del PIB en América del Sur. Los indicadores de corto plazo señalan una recuperación en la economía durante el primer trimestre del año siguiente. Estos son datos que resultan muy alentadores”, expresó.

Ante ello surge la consulta sobre los potenciales sectores que podrían sobresalir, y el titular del gremio industrial mencionó que por un lado para el sector agrícola, se proyecta un importante crecimiento, cerca del 30% debido a las condiciones climáticas favorables.

Es así que por consiguiente, también se verán números positivos en la manufactura agropecuaria que incluye principalmente productos derivados de la soja, maíz, trigo como serían los aceites, harina, entre otros. Se incluye también en este sector la ganadería y la industria cárnica, que se verían beneficiadas con números positivos para el 2023, agregó.

Lea también: Empleo estuvo golpeado por la coyuntura, pero ferias no pararon

Enrique Duarte, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP). Foto: Nadia Monges.

Lo que dejó el 2022

Respecto a los acontecimientos alentadores de este año que se va, Duarte destacó que en general, el sector manufacturero exportador mejoró notablemente sus números acercándose o incluso superando a otros rubros “estrella” de exportación de Paraguay, como lo es el rubro de la carne.

Otros sectores, como el de la maquila, que genera miles de empleos, se han recuperado de los nefastos efectos de los duros años de pandemia. Pues el sistema de producción de maquila cerrará el 2022 con exportaciones en torno a los US$ 1.200 millones, según las proyecciones de este segmento industrial.

Otro aspecto positivo que resaltó el presidente de la UIP es que Paraguay camina hacia el grado de inversión, y eso beneficiará de sobremanera a toda la economía, pues convertirá al país en uno más serio frente a los ojos del mundo, atrayendo más inversión extranjera y consolidando la ya existente.

No quiso dejar de mencionar la positiva recepción por parte de los paraguayos en los Juegos Odesur, siendo el país sede de tan importante competencia deportiva. Los atletas paraguayos se lucieron, y la presencia de numerosas delegaciones extranjeras también contribuyó a dinamizar algunos sectores de la economía, como el hotelero y el rubro gastronómico.

Por otro lado, pese a que a mediados de año se dio la irreparable pérdida del fiscal Marcelo Pecci, uno de los más prominentes representantes de la lucha contra el crimen organizado, el referente industrial destacó los avances en la investigación del crimen, que ya tiene varios condenados, y asimismo resaltar también la colaboración internacional con que cuenta el Paraguay para el combate al crimen transnacional.

Le puede interesar: En el 2023 AFD potenciará distintos sectores con énfasis en el Fogamu

El régimen de maquila cerrará el 2022 con exportaciones en torno a los US$ 1.200 millones. Foto: Archivo.

Nuevo gobierno

En dicho contexto, no podemos dejar de consultar sobre las expectativas con la asunción del próximo gobierno, a lo que Duarte remarcó que el norte del país debe ser el de “crecer sostenidamente, ampliar nuestra capacidad industrial, consolidar nuestro mercado interno, intensificar nuestra vocación exportadora; debemos desalojar del Paraguay la incertidumbre, extirpar las corruptelas e instalar un poder judicial probo e independiente”, sostuvo.

Dicho esto, significa que esperan un programa de gobierno que garantice a los paraguayos certidumbre sobre lo que se puede esperar de quien resulte ganador de la contienda electoral en abril del próximo año. El programa debería priorizar temas como el combate al contrabando, la defensa de la institucionalidad, el combate a la impunidad, y la generación de empleo formal, muy vinculado este último a todos los temas anteriormente mencionados.

Por otra parte, Duarte también consideró que el tema energético debe ser encarado de forma estratégica para que el país saque el mejor provecho a la utilización de su energía, en el largo plazo. Esto, ante la renegociación del tratado de Itaipú.

Precisan certidumbre

“Queremos, asimismo, que dejen al sector privado trabajar en un clima de relativa certidumbre, haciendo respetar la propiedad privada, dando participación a los gremios empresariales en el diseño de políticas públicas que pudieran afectar a los diversos sectores de la economía, y que prioricen a la industria nacional en las compras del Estado a través de una adecuada reglamentación de la nueva Ley de suministro que acaba de ser promulgada”, sentenció.

Así mismo, que los diferentes instrumentos de política pública que fomentan el desarrollo industrial, y que hoy están dispersos, tengan un accionar más cohesivo que contribuya a la generación de más empleo formal, a la protección de los actuales empleos, y al aumento de la participación del Paraguay en el mercado internacional, incrementando las exportaciones de productos manufacturados.

Duarte enfatizó que no se puede desconocer que la industrialización estimula una movilidad social ascendente, pues genera más de 665.000 puestos de trabajos formales y 27,3% del PIB, por lo que cree que son motivos más que suficientes para apostar fuertemente por la mayor industrialización.

La manufactura agropecuaria tendría números auspiciosos con productos derivados de la soja, maíz, trigo como serían los aceites, harina, entre otros. Foto: Archivo.

Prioridad a las políticas públicas

Es así que para uno de los gremios más representativos del país, los puntos anteriormente mencionados como prioritarios deberían ser parte de políticas de Estado. Pues todos ellos son igual de importantes y están cohesionados, de modo que no puede existir, por ejemplo, combate al contrabando si no existe defensa de la institucionalidad y Estado de Derecho.

A lo que agregó, que se debe trabajar fuertemente el capital humano, es decir, trabajar sobre las personas, sobre su desarrollo cognitivo (primera infancia), trabajar en las mallas curriculares de la educación primaria y secundaria de modo a que respondan al mundo de hoy, y trabajar en ofrecerles a los jóvenes oportunidades laborales que les permitan a su vez desarrollarse profesionalmente.

En tal sentido, apuestan con vehemencia por sistemas de educación profesional y técnica, de formación dual, y de educación universitaria en general que miren a las necesidades del mercado presente y futuro, considerando que el Paraguay es y seguirá siendo foco de interés de industrias que tienen al tema de la sostenibilidad como eje transversal de sus operaciones. Hablamos de industrias vinculadas a los biocombustibles, al hidrógeno verde, a la celulosa, entre otras.

“Como gremio, la UIP es una activa colaboradora de las instituciones del Estado y trabaja de forma articulada con ellas en todos los temas anteriormente mencionados”, acotó el presidente del gremio.

Puede interesarle: Combustibles se encarecieron hasta un 72% en los últimos 4 años

Dejanos tu comentario