El director de Empleo de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Enrique López Arce, sostuvo que las pérdidas económicas en las empresas no se podrán evitar teniendo en cuenta el ausentismo laboral a causa del aumento de internaciones y casos de COVID-19 en el país. Aseguró que muchas firmas deberán volver a activar sus protocolos como el uso de tapabocas y los núcleos laborales.

“Es una gran realidad porque está volviendo, no con la misma intensidad, pero está volviendo. Los protocolos se activan de vuelta. Hay empresas que volvieron a proponer ya los protocolos, por lo menos de seguridad interna como el uso de tapabocas o mantener los núcleos laborales. Cuando alguien da positivo la burbuja laboral también tiene que hacer cuarentena de una semana”, explicó López Arce en comunicación con La Nación/Nación Media.

El director de Empleo de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Enrique López Arce, explicó que las empresas están volviendo a activar sus protocolos atendiendo el repunte de casos de Covid-19. Foto: Archivo.

Le puede interesar: Productores de tomates amenazan con salir a las rutas ante avance del contrabando

Esto afecta a las empresas porque se retrasan trabajos y se generan condiciones difíciles para los empleadores. “Vuelven a tener pérdidas económicas porque se tiene que llamar reemplazantes y un montón de inconvenientes que se tienen a causa de la falta de los trabajadores”, afirmó.

Indicó en ese sentido que actualmente cuentan con empresas que solicitan reemplazos de sus colaboradores de forma urgente a causa de las vacancias que se generan por ausentismo, pero que esto no sobrepasa el 5% en comparación a los momentos más duros de la pandemia, cuando llegaron al 35%.

“Nosotros trabajamos con al menos 500 empresas, entre medianas y grandes, como supermercados o fábricas, y todavía es un número muy pequeño versus lo que llegamos a tener. Pero no hay que descuidarse y tomar las medidas de precaución necesarias”, señaló.

También manifestó que muchos trabajadores con resultado positivo no están cumpliendo con el reposo de cinco días porque pierden ingresos ya que no tienen la posibilidad de esperar el pago que otorga el Instituto de Previsión Social (IPS) por aislamiento, y con esto afectan a las empresas porque generan un gran riesgo de contagios masivos.

Lea también: Buscan promover el desarrollo sostenible de los productores de caña de azúcar


Dejanos tu comentario