El presidente de Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa), Lauro Ramírez, manifestó que se está avanzando con la redacción y documentación del proyecto de Tren de Cercanía, con la idea de tenerlo listo y presentarlo en el mes de noviembre al Congreso Nacional.

Fue tras la conferencia de prensa realizada en la mañana de este miércoles 6 de octubre, junto con autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), con presencia del equipo especializado de la Cooperación Técnica de Corea, país que pretende financiar el proyecto.

Lea también: Acuerdan optimizar gestión en la expedición de licencias ambientales

“Este tren tiene que cumplir la función de trasladar a las personas, y para eso precisa del tamaño y capacidad que a los usuarios convenga, y que como país se pueda realmente contar ventajas competitivas”, expresó.

Explicó que el proyecto de factibilidad fue elaborado por la Cooperación Técnica de Corea junto con el equipo de Fepasa y del MOPC, para lo cual el equipo se encuentra en el país a modo de ultimar los detalles tanto técnicos de ingeniería arquitectura, financiero, jurídico e institucionales para poder elaborar la documentación de acuerdo entre ambos países.

El titular de Fepasa, Lauro Ramírez, destacó el interés de Corea y lo que representará el acuerdo. Foto: Nadia Monges.

Es momento de afrontar el desafío

La visita técnica de Corea es parte de un primer equipo de ingenieros y técnicos de alto nivel, y luego en dos semanas más se tendrá otra comitiva más política para finiquitar las cuestiones institucionales, mencionó.

El titular de Fepasa remarcó que es el momento de afrontar el desafío, ya que existe la voluntad política de ambos gobiernos, que si bien el proyecto no es rentable financieramente para el Estado, será beneficioso para la ciudadanía y con un retorno a la inversión a largo plazo en otros segmentos.

Puede interesarle: Apesa dice que todavía no recibieron anuncio de incremento en el precio del combustible

La inversión estimada del proyecto es de unos US$ 500 millones, cuya financiación lo realizará Corea, con facilidades de pago durante 40 años, y 15 años de gracia, con lo que el retorno será a nivel social con mayor ahorro de tiempo horas hombre, menor combustión, menos accidentes, menor rotura de capa asfáltica y con todo eso, se estima un retorno de 4 o hasta 6 veces más, previendo unos US$ 3.500 millones durante la vida del proyecto.

Ramírez destacó que Corea está con mucho interés, y que brinda mucha importancia al proyecto, que implicará además la transferencia de tecnología con la experiencia que tienen, un altísimo desarrollo y desempeño en trenes, una tasa cero de accidentes, a más de ser el país que más invirtió en ferrocarriles en los últimos 70 años.

Dejanos tu comentario