“Nosotros llegamos a un punto que no sabemos qué más hacer”, afirmó hoy domingo el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Enrique Duarte, al remarcar que el contrabando está afectando severamente a la industria nacional, y manifestó que incluso se encuentra en niveles altísimos que no tienen comparación.

“Pasamos datos todo el tiempo, muchas veces se cuestionan que hay que hacer denuncias concretas y me pregunto qué más concreto puede ser llegar a los mercados de abasto, intervenir las esquinas de los semáforos, ver a todo ese comercio informal que tiene solo productos de contrabando porque hasta la etiqueta se puede diferenciar un producto de otro”, dijo en entrevista al Trece.

Puede interesarle: Hoy se conmemora el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos

Acotó que uno de los principales problemas que la población no detecta es que este comercio irregular no lleva en cuenta controles fitosanitarios, sanitarios, control de alimentos.

“Muchas veces estamos atentando contra la propia salud, sin dejar de lado que podemos estar atentando contra el trabajo de un vecino, pariente. Creo que tenemos que de a poco ir tomando conciencia porque tarde o temprano esto tendrá su efecto severo. Si el Estado no recauda, no puede cubrir aquellos gastos que hacen a su función, por lo que van a tener que recurrir a otro tipo de mecanismos como préstamos”, aseveró.

Duarte sostiene que el contrabando no solo frena el desarrollo de las industrias. “Frena el desarrollo nacional, la capacidad de ingresos tributarios, deja vacíos para poder atender aquellas demandas que tenemos todos los paraguayos con relación a salud, educación, seguridad, infraestructura, que es la función propia del Estado”, añadió.

Los productores de huevo afirman estar afectados por el ingreso de productos de contrabando. Foto: Archivo.

“Un momento álgido”

Manifestó que esta economía informal hace que los ingresos tributarios se vean golpeados cada vez más. “El contrabando está pasando por un momento más álgido conocido en los últimos 30 a 40 años y sin ninguna duda sobre los efectos de la generación de empleos formales y sobre la industria, independientemente que estemos en un proceso de recuperación que necesitamos”, afirmó.

El titular de la UIP precisó que el mercado debería ayudar a todas las industrias, a todos los sectores de la producción a poder ir saliendo de este flagelo y en lugar de trabajar en la informalidad, poder generar más empleo formal de tal manera que esos recursos puedan tener acceso a esos planes de seguridad social y no tengamos que seguir con subsidios.

Lea también: Mipymes y emprendedores participarán en ronda de negocios con socios de la Asimcopar

“Vemos muchos problemas, sobre todo en aquellos sectores de alto componente social como los frutihortícolas, el sector del azúcar, son 250 mil familias que dependen de la producción de la caña dulce y al ingresar tanto producto de manera informal, la producción nacional se reciente y no puede mantenerse potencialmente viable”, refirió.

Añadió que también en el sector de alimentos hay muchos problemas, en la producción de aceites, pollos, huevos y muchos otros que se ven sumamente afectados. “Los domisanitarios (productos de higienización) igualmente están golpeados, así como la industria de la confección textil”, puntualizó.

Dejanos tu comentario

23H

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar