La Asociación Rural del Paraguay (ARP) informó que Paraguay ya cuenta con la aprobación para que países miembros de la Unión Europea soliciten la inspección y certificación del sistema local para la gestión, certificación y exportación de carne bovina proveniente de animales trazados, para mercados que deseen adquirir animales comprendidos en crianza y terminación bajo parámetros de la cuota 481.

El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) resolvió aprobar, luego de un exhaustivo trabajo conjunto con la Oficina de Registros de Establecimientos Ganaderos para Exportación, la Resolución Nº 1.090, donde se aprueban los requisitos generales para la certificación de carne bovina de calidad superior para exportación a la Unión Europea. Esto abre las puertas en un futuro cercano a la certificación europea y posterior habilitación para que Paraguay pueda optar por acceder a dichos mercados.

“Fue un trabajo conjunto de Sitrap y Senacsa, con apoyo de la Cancillería, que tuvo eco positivo y generó una normativa acorde con las estrictas especificaciones de dicho mercado. Ahora, y a partir de la validación europea a nuestra estructura integral (productores, servicio de salud, industria, gestión de calidad de establecimientos y tipo animal), podemos salir a prospectar en un futuro cercano a los compradores de esos cortes seleccionados bajo padrón europeo, con probables 13 cortes específicos”, explicó el titular de Sitrap, Jorge Johannsen Pampliega.

Lea también: Senatur y Rediex buscan potenciar el turismo sostenible en el Chaco paraguayo

Requisitos

El documento contempla que los establecimientos que deseen proveer animales con destino a las condiciones arancelarias de la Unión Europea, referentes a la cuota 481, correspondientes a carnes de calidad, deberán estar registrados en el Sigor III del Senacsa y presentar solicitud de inscripción en el Sitrap, pudiendo también ser usuarios actuales de establecimientos ganaderos dedicados a la producción de bovinos para carne de calidad superior.

En relación a los animales, deben cumplir con todos los requisitos sanitarios de rigor y lo establecido en el reglamento de Sitrap; además, ser exclusivamente novillos o vaquillas, contar con hasta 30 meses de edad a la fecha de faena, permanecer en confinamiento 100 días previos a ser enviados a frigoríficos de exportación, habiendo sido alimentados con raciones de al menos 62% de concentrados o cereales y cuyo contenido de energía metabolizable sea igual o superior a 2,9 mega calorías por kilogramo de materia seca, verificando que reciban diariamente un promedio de materia seca igual o superior a 1,4% del peso vivo del animal.

También deben ser sometidos en origen a una inspección y controles sanitarios, ser exclusivamente transportados en vehículos habilitados por el Senacsa, donde también el documento contempla una serie de requisitos para las documentaciones previas y posteriores, embarque de los animales, controles oficiales en tránsito y, a su llegada en las plantas frigoríficas, registros y certificaciones.

La cuota 481 es un cupo para el ingreso a la Unión Europea de carnes frescas, que hasta el momento solo se ha habilitado para seis países exportadores de carne bovina, incluyendo a la República Argentina. No tiene aranceles de importación, cuenta con mejores precios y permite que más cortes del animal puedan ser incorporados al contingente enviado.

Puede interesarle: Los talibanes desfilan con vehículos militares estadounidenses

Dejanos tu comentario

20H

Docentes declararon cuarto intermedio a la huelga y hoy se retomaron las clases, ¿qué opina?

Click para votar