La fundación Desarrollo en Democracia (Dende) abordó el tema “El sector productivo del Paraguay” en su habitual espacio denominado Plaza Pública, donde estuvieron como expositores referentes económicos y del sector. La exposición estuvo a cargo de Manuel Ferreira, exministro de Hacienda; José Carlos Martin, titular del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa); y Ricardo Kiriluk, productor forestal.

Manuel Ferreira señaló que, si bien un tercio de lo que produce Paraguay viene del campo, queda mucho espacio por conquistar. Explicó que el impacto en la economía es del 25% y remarcó como un ejemplo que la producción moderna actual es de 3,6 millones de hectáreas y la minifundiaria es de 300.000 hectáreas.

Te puede interesar: Se multiplican las pérdidas de cosechas de maíz como consecuencia de los incendios

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Ferreira dijo que datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO, demuestran que el país puede expandirse en alrededor de 5 millones de hectáreas de tierras agrícolas, principalmente en el Chaco, sin afectar la población boscosa.

“Son tierras que están, o sobre pasturas ganaderas, en muchos casos, donde ha avanzado en gran parte la agricultura moderna y son tierras que están con serios problemas de titulación, y eso genera una inestabilidad en términos de inversión y hace que la gente no produzca más de lo que puede alcanzar a producir ese suelo”, expresó el exministro de Hacienda.

El cambio climático

El titular del Senacsa, José Carlos Martin, señaló que se tiene registrado casi 14 millones de hato ganadero, con 140.000 productores, de los cuales el 80% tiene menos de 100 cabezas de ganado. Comentó que en el corto plazo se debe mejorar la eficiencia a la hora de producir carne, siguiendo los estándares internacionales y apostar cada vez más a las estancias de doble piso (integración entre agrícolas y ganaderas), añadió.

Recordó que actualmente Paraguay tiene 36 millones de hectáreas dedicadas a la ganadería y hay mucho margen por crecer. “Se puede aumentar 25% la capacidad productora de carne bovina, aunque el cambio climático va a jugar un papel importante en este crecimiento”, afirmó.

Por su parte, Ricardo Kiriluk comentó que se viene plantando a un ritmo de 25.000 hectáreas por año, en su gran mayoría para madera sólida y biomasa, en tanto que la exportación de la industria forestal es de alrededor de US$ 200 millones.

Lee también: FMI realizó la asignación de los recursos especiales para Paraguay

El plan de desarrollo forestal de Paraguay es llegar a 500.000 hectáreas en el 2030. Kiriluk refirió que es un sector con mucho futuro, con buena rentabilidad y que solo se debe perder el miedo que se le tiene al plazo de retorno de la inversión. “El crecimiento en su mayor parte fue posible mediante la inversión privada y pidió que no se ponga palos en la rueda para que continúe el desarrollo”, comentó.

Finalmente, Yan Speranza, moderador del debate, resaltó el impacto del sector en la economía y la necesidad de mostrar que la producción es sustentable y puede incorporarse a la dinámica mundial sin ningún tipo de problemas. Agregó que se necesita mayor investigación científica y que el sector forestal tiene una ventaja competitiva. “Pareciera ser que todos son grandes oportunidades de este sector productivo que hoy de por sí ya genera un impacto significativo en la sociedad paraguaya”, afirmó Speranza.

Dejanos tu comentario