El monto de la inversión pública se redujo en 20,8% en el primer cuatrimestre del 2021 en comparación al mismo periodo del año pasado, según el Ministerio de Hacienda. El principal motivo de esta caída es la precaución que se tiene sobre el déficit fiscal y la intención de reducir ese desequilibrio existente entre los ingresos y gastos.

El déficit fiscal se da cuando los gastos totales (incluidas las inversiones) superan a los ingresos totales. La pandemia de COVID-19 hizo que el déficit se dispare y llegue a 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2020, debido a la caída brusca de los ingresos tributarios por menor dinamismo económico, al que se sumó el fuerte incremento del gasto en salud y en subsidios a los sectores afectados.

El monto total invertido dentro de la administración central durante los primeros cuatro meses del año fue de unos US$ 275,4 millones, inferior a los US$ 347,9 millones inyectados en el mismo lapso del 2020. La inversión global al cierre de abril del 2021 representa el 0,7% del PIB. Mientras que el déficit fiscal ascendió a G. 1,3 billones (US$ 205,6 millones), equivalente a 0,5% del Producto Interno Bruto.

Leé también: Repunte de precio de la soja aumentó ingreso de divisas pese a menor exportación

El director de Política Macrofiscal, Rolando Sapriza, explicó en conversación con La Nación que la reducción en la inversión pública se da debido a la precaución y la meta de convergencia del déficit fiscal que se tiene para este año, que es reducirlo al 4% del PIB.

Reducción gradual

La intención de la cartera económica es cerrar el 2021 con un déficit del 4% e ir reduciendo gradualmente hasta volver al 1,5% del PIB, tope establecido por la Ley de Responsabilidad Fiscal. El técnico del Ministerio de Hacienda también detalló que el monto invertido en el primer cuatrimestre del 2021 fue comparado con una base (con el monto invertido en el mismo periodo del 2020) muy alta, debido a que los niveles de inversión desde enero a abril del año pasado fueron muy buenos.

“El año pasado se tuvo un nivel muy alto de inversión pública, prácticamente histórico, que llegó a 3,6% del PIB. Para este año tenemos una meta de sostener los niveles de inversiones estratégicas, pero no vemos posible llegar a los niveles del año pasado”, expresó.

Te puede interesar: Envíos de carne a Israel caen por cuestiones comerciales y religiosas

En el mismo sentido, Sapriza recordó que en el segundo semestre del 2019 se había activado un plan de aceleración de la inversión pública, para reactivar a la economía tras la desaceleración experimentada. “Parte de ese impulso quedó en el primer cuatrimestre del 2020 y ese es el resultado que estamos viendo este año, comparado con el primer cuatrimestre de este año”, señaló.

Por último, el director de Política Macrofiscal destacó los buenos resultados experimentados en los ingresos y adelantó que si esto continúa o llega incluso a mejorar, las inversiones podrán continuar o acelerar el ritmo de inyección.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar