En la obra 1 del tramo desvío Alberdi-Pilar se iniciaron los trabajos de relleno hidráulico y se avanza con las tareas de movimiento de suelo, informaron desde el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Desde la cartera de obras explicaron que se trata de una obra compleja que tiene en cuenta las características del suelo del departamento de Ñeembucú, ya que, para construir la pavimentación asfáltica, primero se debe construir el terraplén a una altura determinada de manera de evitar que el agua afecte el trazado de la ruta.

El refulado es un proceso por el cual se rellena el terreno con arena que es extraída y transportada desde lecho del río. Esta semana los trabajos ejecutados consistieron en el montaje de cañerías, desbroce, limpieza y movimiento de suelo, que son intervenciones previas al refulado en sí.

La concreción de este proyecto es clave porque forma parte de un corredor de circulación departamental, totalizando más de 90 kilómetros de extensión desde la ciudad de Pilar hasta el desvío a Alberdi, cuya construcción se divide en dos tramos (obra 1 y obra 2).

Te puede interesar: MOPC ejecutó G. 729.114 millones en el primer trimestre

La obra 1 abarca desde el desvío Alberdi-río Tebicuary y tiene 51,56 km de extensión, más una travesía urbana en la ciudad de Villa Franca, de 2,05 km. Las actividades en este frente tienen un potencial de empleo de 200 personas de forma directa e indirecta y están a cargo del Consorcio TC Pilar, con una inversión de G. 372.700.692.346 y un plazo de 36 meses.

Por su parte, la obra 2 la construye el Consorcio Ecomipa-Tocsa con un contrato de G. 381.295.000.000 financiado por el Banco de Desarrollo, Fonplata.

Una vez concluidos ambos tramos, beneficiarán a 85.000 habitantes de los municipios de Villa Franca, Mburica, San Juan Bautista del Ñeembucú, Tacuara y Pilar.

Lee también: El MIC aprobó proyectos de inversión por US$ 43 millones en el primer trimestre

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar