La mala gestión del Gobierno con relación al combate contra el COVID-19, con una lenta adquisición de las vacunas y poca respuesta sanitaria, motiva a economistas a adelantar un peor desenlace económico para este año.

Especialistas, consultados por La Nación, coinciden en que la expansión económica prevista al principio para el 2021 debe ser reajustada a la baja debido al bajo porcentaje de vacunados en la población, además del empeoramiento en la cantidad de contagiados.

El economista y exministro de Hacienda César Barreto afirmó que es casi seguro que se tendrá un impacto negativo en la proyección de crecimiento económico para este año. “Nosotros (Dende) habíamos proyectado ya luego con mucha prudencia un menor crecimiento que el Banco Central. Proyectamos un 3,7% de expansión del PIB para este año”, dijo Barreto.

Lea también: Paralización de las actividades afectará a la recaudación tributaria, según viceministro.

En ese sentido, adelantó que, según las evaluaciones preliminares realizadas, no se podrá llegar a alcanzar ese 3,7%, e inclusive ni el 3% de crecimiento económico para este año. “Todavía no hemos cerrado (la revisión de la proyección), hay un tema pendiente que refiere a la cosecha de soja, estaremos esperando hasta finales de abril para revisar todo. Pero de que va a ser menor (la previsión de expansión del PIB), ya es seguro”, aseveró el exministro de Hacienda.

Afecta a las expectativas

El economista y expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP) Carlos Fernández Valdovinos indicó que las nuevas restricciones y el aumento de los contagios por COVID-19, además de la posibilidad de saturación de los hospitales, están afectando fuertemente las expectativas en el sector económico.

“Todo el conjunto de componentes negativos claramente va a tener un efecto en la economía y se tendrán que revisar a la baja las perspectivas de crecimiento que se tenían, a pesar del buen año y los buenos precios de las materias primas”, señaló Valdovinos.

Nuevas restricciones

Con respecto a las nuevas restricciones establecidas por el Gobierno, que entrarán en vigor desde este sábado, ambos especialistas expresaron que todo tipo de restricción o cese de actividades genera un efecto negativo sobre la economía.

Sin embargo, señalaron que en este caso, el efecto (de las restricciones) estaría siendo menor al que normalmente puede llegar a ser, ya que varios sectores suelen parar sus actividades durante la Semana Santa.

Te puede interesar: Descartan recurrir a nuevo endeudamiento para compras de vacunas contra el COVID-19.

La estimación de crecimiento económico del Banco Central del Paraguay para el 2021 es del 4%, en comparación al 2020. El año pasado se registró una contracción de -1% del Producto Interno Bruto (PIB) en consecuencia a los efectos de la aparición de la pandemia de COVID-19 en Paraguay y en el mundo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar