Los vuelos comerciales se encuentran en una situación complicada actualmente, teniendo en cuenta que luego de un repunte paulatino que tuvo el sector, actualmente han disminuido la frecuencia de varias empresas y otras han aplazado sus retornos debido al endurecimiento de las exigencias protocolares que exigen los países para el descenso y ascenso de las aeronaves a consecuencia del COVID-19.

Douglas Cubilla, director de Aeropuertos de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), comentó que los vuelos directos a Estados Unidos hasta nuestro país se redujeron a una frecuencia semanal.

“No es solamente con EE.UU. el problema sino con todos los demás vuelos por los protocolos que están poniendo los países en las restricciones para el ingreso, que hizo que la gente vuele menos”, sostuvo. Señaló que haciendo un comparativo con el 2019, hay un 80% menos de operaciones comerciales aéreas.

Lea también: Tributación efectúa controles en comercios ubicados en Alto Paraná

Mencionó que los vuelos a Norteamérica se vieron reducidos por los excesivos controles que solicitan Argentina y Brasil, teniendo en cuenta que una gran parte de los pasajeros que utilizaban la ruta Asunción-Miami, eran de dichos países. “Hasta que haya una vacuna y sea obligatorio para volar, creemos que esta va a ser la tendencia”, dijo.

Recordó que varios vuelos que ya estaban programados en la ruta Asunción/Buenos Aires fueron suspendidos. “Amaszonas Uruguay por ejemplo dejó de volar para pasajeros y lo hará solo para transportar carga. Gol tenía que volver en marzo, pero nos comunicaron que el regreso sería en mayo”.

Cubilla agregó que aún se puede viajar a varios países, pero cumpliendo los protocolos que exige cada país. Uno de ellos es la cuarentena por más de una semana (Uruguay y Chile) y otras exigencias que hacen que los viajes sean menos atractivos. “Con todos los vuelos se ha disminuido las frecuencias. Hoy nos sostienen los vuelos de carga”, agregó.

En enero del 2019, pasaron por el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, unas 126.577 personas, mientras en el 2020, disminuyó a 115.616 pasajeros. Cabe señalar que el Gobierno había decidido cerrar el aeropuerto para vuelos comerciales en las últimas semanas de marzo del año pasado tras la aparición del coronavirus y que fue reactivo en los últimos meses del 2020.

Puede interesarle: Trump, ausente pero omnipresente en el comienzo de su histórico juicio político

Dejanos tu comentario

16H

¿Cómo califica la gestión del Gobierno en la compra de vacunas anti-COVID?

Click para votar