El presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY), Oliver Gayet, habló con Universo 970 y GEN sobre el reciente proyecto de ley de aporte transitorio sancionado por la Cámara de Senadores y de la situación actual del sector gastronómico en específico. Mencionó que el sector probablemente es el más afectado porque por protocolo impuesto no pueden trabajar al 100% y que solo en el gastronómico existen 22.000 trabajadores suspendidos aún.

Los establecimientos gastronómicos, por protocolo mismo no pueden operar al 100%. Foto: Archivo.

Nota relacionada: Aporte transitorio de IPS: piden apoyo al Ejecutivo para mantener 140 mil empleos

Explicó que tanto el gremio de la gastronomía, junto con otros de los sectores de turismo, como el de entretenimiento y hotelería empezaron a trabajar desde que la Ley de Emergencia fue vetada, con una mesa conjunta con el propio Gobierno durante tres meses, llegando a la conclusión del citado proyecto de ley, que implica la reducción en el pago del aporte obrero y patronal al IPS.

“Esta ley consiste en una reducción durante este 2021 de pagar del 25,5 % solo un 11,5 % por estos doce meses en que todavía estamos en una transición sin poder salir a flote los restaurantes y no sabemos hasta cuándo seguiremos así porque los protocolos siguen vigentes hasta que tengamos una vacuna”, expresó Gayet.

No es un subsidio, aclaran

Al respecto, aclaró que la petición no es un pedido de subsidio, ya que lo que van a hacer es endeudare sobre ese 14 % que no pagarán este año, pero que sí lo harán a partir del 2022, y cuya deuda generada se pretende dividir en 60 cuotas y un período de gracia de seis meses.

Es así que desde enero del 2022 todos los empleadores de los sectores beneficiados volverán a pagar el 25,5% del aporte obrero y patronal con los seis meses de gracia de la deuda, y desde julio se sumará al monto normal, una de las 60 cuotas de la deuda que se genere.

Puede interesarle: IPS: 15.000 trabajadores siguen suspendidos y podrían aumentar con un rebrote

“Nosotros nos hacemos cargo del 100% del pago al IPS, pero diferido a partir de julio del 2022 en cuotas y la otra cara de esto es que, incluso, a la previsional le va a salir más barato esto que las empresas mantengamos suspendidos a los empleados”, agregó el referente.

Por último, hizo un llamado a que la ciudadanía tome conciencia de que hay que cumplir los protocolos, ya que de lo contrario se puede retroceder de fases, sumar nuevos protocolos, a más de incidir en los aumentos de casos del COVID-19.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar