En la elaboración del Presupuesto General de la Nación (PGN) para el ejercicio fiscal 2021 se tuvo en cuenta que cumpla efectivamente con los principios establecidos en la Ley de Responsabilidad Fiscal, a pesar del difícil escenario.

Así lo manifestó la directora general de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, Teodora Recalde, en el transcurso del XXIII Seminario Webinar de Presupuesto Público Gestión de las finanzas públicas en pandemia, realizado por la Asociación Paraguaya de Presupuesto Público (APAPP).

En ese sentido, explicó que uno de los retos más importantes que se tuvo, teniendo en cuenta los resultados fiscales previstos para el cierre del 2020 que se encuentra cercano al -7% y por tanto, ajustar un presupuesto con un déficit fiscal de la Administración Central del 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), fue un esfuerzo enorme.

Sumado a ello, se presentó un Presupuesto con un crecimiento del gasto corriente primario para el ejercicio fiscal 2021 que es de -0,7%, inferior al tope de 8% que permite incluso la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y dada la difícil situación, no se contemplan incrementos salariales, excepto los que podrían derivarse de un aumento en el salario vital mínimo y móvil vigente.

Además, afirmó que para el 2021 las proyecciones apuntan a una reactivación rápida, sobre todo comparándonos con otros países. El conjunto de las políticas fiscales y monetarias que se están llevando a cabo contribuirá a un crecimiento de Paraguay para el 2021, en donde las estimaciones indican que la recuperación será en torno a un 5%, lo que lo ubicaría nuevamente por encima del promedio de recuperación previsto a nivel regional, de aproximadamente 3,4%.

A su vez, señaló que la rápida recuperación obedecerá a que Paraguay tiene una base importante del sector productivo, principalmente agrícola y ganadero, sumado a la generación de energía. Asimismo, la paulatina recuperación del consumo y la inversión.

Te puede interesar: Inversiones públicas serán claves para la economía del 2021, afirma Daniel Correa

Por su parte, el viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Óscar Orué, expuso sobre la implementación de la reforma impositiva y el impacto de la pandemia en la gestión tributaria. Al respecto, dijo que después de 27 años hubo un cambio en el sistema tributario, con el cual se busca la equidad y justicia tributaria.

Además de ofrecer competitividad y formalización, apoyar a familias de ingresos medios, y la simplificación y modernización tributaria.

En cuanto a la recaudación en el presente año, el subsecretario mencionó que a partir de marzo empezó la caída y en junio se inició una recuperación, siendo los meses de agosto y setiembre más positivos. A su vez, añadió que en octubre se observa una mejora en el consumo y que la economía se encuentra mejorando paulatinamente.

Entre las medidas tributarias adoptadas en tiempos de pandemia, citó por ejemplo la prórroga de vencimientos de las obligaciones tributarias; flexibilización de los plazos de las declaraciones juradas y exoneraciones en materia de contravención; bases imponibles diferenciadas en el IVA, relacionado a hechos económicos en determinados sectores más afectados por el COVID-19, entre otras.

Lee también: BCP emite normativa para facilitar acceso a créditos para la vivienda

Dejanos tu comentario

16H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar