Emprender no solo significa montar un negocio, innovar con algún nuevo producto o diversificarlo, también hay que ofrecer servicios y contemplarlos dentro de un ecosistema específico. En este contexto, y en una nueva entrega de Emprendedores LN, llega el caso de Eva Villar, quien junto con su marido, Jimmy Aguilera, forjaron Eva&Jimmy Fotografías.

Eva es oriunda de San Ignacio Misiones, pero actualmente vive en Lambaré con su esposo y su bebé de 6 meses, que se convirtió en una de sus modelos predilectas, mientras él se enfoca en la parte creativa del negocio.

Ambos invitan a conocer sus trabajos a través de sus páginas en las redes sociales, donde están como Eva&Jimmy Fotografias, en Facebook, y eva_jimmy_fotografias_oficial, en Instagram.

Eva Villar, oriunda de San Ignacio Misiones, es licenciada en periodismo y en publicidad, pero desde hace 5 años vive de la fotografía. Foto: Gentileza.

Lea también: Emprendedores LN: la pandemia frenó su agencia de viajes, pero volvió a volar con Yo quiero - Alas al Viento

Nunca pensó vivir de la fotografía

Eva es licenciada en Periodismo y en Publicidad, pero actualmente se dedica de lleno a fotografiar a bebés y niños. Todo inició hace 5 años. Junto con su marido forjaron el emprendimiento y montaron para ello un estudio fotográfico, donde ella se encarga de tomar las fotos y el de hacer la edición completa, además del diseño de los fotolibros.

Si bien las carreras de Periodismo y Publicidad tienen mucho que ver con la fotografía, Eva confiesa que nunca pensó vivir de ella, pese a que siempre se sintió inclinada hacia las cámaras.

“La fotografía siempre me gustó, pero nunca pensé que viviría de esto. Empecé a fotografiar amigas embarazadas, de allí vinieron los chicos, desde recién nacidos y los precumples”, expresó la emprendedora.

Así fue que empezaron a documentar “momentos” a través de la fotografía, historias de familias, desde bodas, sesiones de embarazo, sesiones de recién nacidos y precumpleaños, o cada episodio de importancia que merece ser evidenciado en el tiempo con un hermoso recuerdo.

Apostar a lo novedoso

Eva se abrió con LN y contó cómo hacen para mantenerse firmes en el emprendimiento, y declaró que su valor agregado es buscar siempre algo novedoso para los clientes, tal y como lo vienen demostrando desde hace 5 años, realizando fotografías familiares, pero con la especialidad de trabajar más con niños.

Aquí surge la interrogante de cómo se trabaja con los niños pequeños y más aún los recién nacidos, cómo hace para lograr la foto perfecta de un bebé dormido como si fuera un querubín. A lo que Eva responde que tienen miles de anécdotas, ya que la gente ve solo el trabajo final, pero no el proceso, dijo soltando unas risas.

“En el caso de los bebés, la clave es tener mucha paciencia y saber que un bebé satisfecho, es un bebé feliz, que puede dormir más fácil. Otro punto importante es que los padres también vengan preparados y tranquilos. No es fácil, pero la clave exacta es la paciencia”, reiteró la profesional.

En este punto, detalló que con los recién nacidos, generalmente, el proceso lleva unas 3 horas, pero depende mucho a la vez del estado de ánimo del bebé. Mientras que con los niños de 6 a 12 meses es más rápido y fácil, porque ya se prestan para las fotos, reveló.

Ningún tropiezo antes de la pandemia

La joven pareja se dedica exclusivamente a la fotografía y durante los 5 años, que pasaron volando, recalcó que nunca tuvo tropiezos y que pudo trabajar bastante bien hasta marzo de este año, cuando paró absolutamente todo con la llegada de la pandemia del COVID-19. A partir de ahí, no pudieron realizar un solo trabajo por al menos 2 meses, luego retomaron de a poco, con los cuidados sanitarios.

“Nuestro rubro fue uno de los más golpeados en esta pandemia, pero gracias a Dios pudimos sobrellevar la situación. Lo que nos ayudó mucho fue el saber administrar y saber ahorrar, porque durante todo el año anterior ahorramos, ya que nos estábamos preparando para la llegada de nuestra beba, que fue en abril, y sabíamos que iba a ser difícil los primeros días”, confirmó Eva.

Puede interesarle: Joven emprendedora: Pasó de pintar macetitas para la casa a plasmar su arte en guampas

Con la llegada de la pandemia del COVID-19 no pudieron realizar un solo trabajo por al menos 2 meses. Foto: Gentileza.

Listos para sesiones navideñas

Fue así que lograron sostenerse, a más de que su pequeña nació en plena cuarentena, cuando no había ningún trabajo. Tras la habilitación de las fases fueron retomando sesiones de precumpleaños en el estudio, con todas las medidas sanitarias, ya que no habían festejos.

Ahora, ya se están preparando y alistando detalles para arrancar con las sesiones navideñas, que desde el 1 de noviembre estarán habilitadas. Pese a la pandemia, precisaron que la fotografía demuestra ser un rubro rentable en el país, principalmente, si se logra que el cliente salga con el corazón contento, aseveró Eva.

Para estos emprendedores, con la fe puesta en Dios, nada es imposible. Así lo transmitieron y reiteraron la invitación a mirar sus trabajos en las redes, que es donde se promocionan, a más de la publicidad del boca en boca, que es la mejor, concluyeron.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar