El Ministerio de Hacienda anunció que realizará una reevaluación de los beneficiarios del programa de subsidio Pytyvõ 2.0, por lo que no necesariamente aquellos que cobraron el primer pago lo volverán a hacer, explicó la viceministra de Economía, Carmen Marín.

Explicó que procederán a un nuevo análisis pormenorizado de los requisitos de las personas que fueron seleccionadas en un primer momento y que para poder ser adjudicado para la nueva serie de transferencias, deben volver a cumplir las exigencias.

“Desde el día de mañana empezamos a transferir el segundo pago a un grupo de 250.000 beneficiarios aproximadamente y los interesados podrán comprobar si sus nombres se encuentran en el listado ingresando su cédula de identidad a la página del Ministerio de Hacienda”, explicó la viceministra.

Agregó que en las dos ediciones anteriores han realizado más de 3 millones de acreditaciones para apoyar a los trabajadores informales durante la pandemia por unos US$ 250 millones.

La viceministra añadió que en el transcurso de la próxima semana se estarán acreditando a los demás beneficiarios del subsidio.

Te puede interesar: Se inicia mañana nueva tanda de pago de Pytyvõ 2.0 para más de 250 mil personas

Carmen Marín, viceministra de Economía

El subsidio

La ayuda del Estado consiste en pagos de G. 500.000 para cada beneficiario que ingrese en el listado final. El decreto reglamentario del Pytyvõ 2.0 contempla hasta cuatro pagos, pero solo los dos primeros son seguros, ya que existen US$ 125 millones para el financiamiento. Sin embargo, para el tercer y cuarto pago se espera que el Congreso Nacional apruebe una línea de crédito internacional para poder realizar el giro correspondiente.

Según el decreto, para el tercer y cuarto pago, en el caso que se den, los beneficiarios informales deberán inscribirse en la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) dentro del impuesto denominado Resimple. El programa prevé ayudar a aproximadamente 763.000 personas y se enfoca principalmente en aquellos sectores cuyos ingresos aún se siguen viendo afectados como consecuencia de la pandemia, como por ejemplo las industrias manufactureras, el comercio, la hotelería, restaurantes, servicios, turismo y evento, a los trabajadores del sector informal, trabajadores dependientes de las mipymes, cotizantes del IPS que hayan sido despedidos durante la declaración de la emergencia sanitaria y todos aquellos que cumplan requisitos establecidos en la Ley Nº 6.587/2020.

Lee también: Gustavo Leite: “Sin inversiones no hay fuentes de trabajo”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar