Las transacciones en caja de los supermercados cayeron entre 30 y 40%. Las áreas de confitería, patios de comida y librería tuvieron una caída importante. Así lo sostiene Alberto Sborovsky, titular de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), quien dialogó con Universo 970 AM.

“Nosotros tuvimos un cambio importante en el índice de ventas, un cambio importante en el comportamiento del ticket también. Cayó entre 30 y 40% la cantidad de ticket por día, es la cantidad de transacciones que se hacen en línea de caja. Así como también subió un poquito el tícket promedio, pero no estamos con las mismas ventas que teníamos antes”, aseveró.

Te puede interesar: Aprueban protocolo para reapertura de canchas sintéticas

Explicó que, además, hubo una migración hacia lo tradicional y puntualmente en lo referente a la canasta básica. “Los productos de almacén los que mantienen más o menos una tendencia casi similar a prepandemia y la categoría no tradicionales: bazares, cotillón, librería, rotisería, confitería, patios de comida, sí tuvo una caída bastante importante”, comentó.

Con respecto al servicio de delivery, Sborovsky sostuvo que sí se observó un repunte importante en esta modalidad, aunque tampoco tiene un fuerte impacto si se tuviera en cuenta la venta global.

“Tuvo un crecimiento grande, si bien no tiene un peso importante dentro de nuestra venta global, estamos hablando de menos del 2%. El crecimiento que se dio dentro de ese pequeño porcentaje que nos pesan del total de las ventas sí fue grande y viene en crecimiento. Pero no son número todavía, significativos”, acotó.

Mantienen medidas sanitarias

Por otro lado, el titular de Capasu aseguró que todos los supermercados asociados mantienen los cuidados respetando estrictamente el protocolo establecido por el Ministerio de Salud. Inclusive también el personal se maneja por cuadrillas. En ambos casos se sigue exigiendo el uso de tapabocas, la medición de temperatura corporal, desinfección de calzados. “Para nosotros operativamente no ha cambiado”, indicó.

Dijo que los patios de comida están abiertos, pero operan acorde a un protocolo de agendamiento y las buffeteras son manejadas por un personal y no son de uso por parte del cliente. Los cubiertos tampoco son manipulados por los comensales, sino que son proveídos en envases especiales, previamente desinfectados.

Leé también: Comerciantes de Encarnación se consideran rezagados por el Gobierno

Dejanos tu comentario

10H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar