La Nación presenta este segmento denominado Mano a Mano, con de entrevistas para hablar de los diversos temas que son de interés general para los lectores. En esta ocasión, hablamos con un representante del sector agrícola, uno de los principales motores económicos del país que está en peligro a raíz de la gran cantidad de incendios que se están registrando en todo el territorio nacional.

Los focos de calor aumentan a diario, lo que genera una gran preocupación pues se suma a la sequía que también pone en peligro la cosecha. Ante toda esta desoladora situación, los productores ven un futuro poco alentador, sumado a la mala gestión de los actuales gobernantes.

Al respecto, el titular de la Unión de Gremios de Producción del Paraguaya (UGP), Héctor Cristaldo señaló que el país pasa por un momento delicado, el cual no es acompañado debidamente por las autoridades que se muestran desorientadas sin saber cómo hacer frente a lo que se vive.

Héctor Cristaldo, titular de la UGP. Foto: Archivo.

¿Cómo cataloga el momento que vive el país?

La situación del país en este momento está muy complicada, desde el arranque de la crisis por la salud, luego la economía, el cual no se consigue reactivar y no se están dando las señales de los actores políticos para transmitir confianza al sector privado y que este empiece a activar fuertemente.

Los incendios están generando una bolilla más entre muchas que están frenando el proceso de reactivación de la economía. Está desmejorando la calidad de vida de la gente, pero son ciclos, ya vivimos en el ’78, en el ’95, 2007 y 2011. Ahora nos toca en el 2020, solamente que se junta con todas las demás tragedias como la pandemia, el efecto La Niña. Este año tiene el combo más grande de problemas que conocemos.

¿Cómo define las acciones del Gobierno?

El Gobierno está desorientado y se entiende en cierta manera ya que nadie tenía previsto que sucedieran tantas cosas. Al principio de año hablábamos de una economía que apuntaba a recuperarse, y el COVID puso el freno de mano que terminó desarticulando todos los proyectos.

Además, cayó muy pesado el tema de la deficiencia en la gestión de las compras públicas frenadas por la corrupción. Hay roscas que impidieron una gestión eficiente y los resultados se ven en las necesidades que se pasa en todos los sentidos. Hay un sector de corruptos que están en todos los lados del mostrador, el sector público, privado y político.

Puede interesarle: BMW presentó el nuevo convertible Serie 4 de segunda generación

¿Estamos viviendo el peor momento del país?

Hay varios factores, el económico, creo que va a ser la recesión más grande en el mundo de los últimos 100 años. Inclusive hablan de la peor recesión del siglo, el resto son ciclos que ocurren, pero en esta ocasión se dio una superposición de crisis, salud, clima, social, entre otros. Además, la dirigencia política en lugar de buscar solucionar los problemas de la gente no colabora en colaborar un ambiente de concordia y un esfuerzo compartido para superar todos los obstáculos. De esta crisis solamente se sale trabajando y trabajando.

Tenemos que dejar de lado las mezquindades y poner el hombro todos juntos, cooperar para salir lo más rápido posible de esta situación pero necesitamos seriedad de los gobernantes.


Los productores esperan que llueva antes del 20 de octubre para poder sembrar. Foto: Archivo.


¿La reactivación económica está en riesgo?

En lugar de salir más rápido de la crisis, estamos retrocediendo. Las decisiones que se están tomando y las señales que se dan apunta a demorar la salida. Apunta a convertirse en una gran agonía para la ciudadanía que finalmente siempre termina pagando las malas decisiones de los gobernantes. Incluso cuando ya hizo un gran esfuerzo, desde el inicio de la pandemia mucha gente quedó sin empleo, hay actividades que aún siguen sin poder retornar. No se construyen puentes para reactivar la economía, las decisiones políticas están en la joda.

¿La cosecha de este año está en peligro?

Es preocupante la situación, hay una demora importante ya que a estas alturas ya tendríamos que tener sembradas 1.300.000 hectáreas aproximadamente pero no pasamos las 200.000 hectáreas sembradas.

Estamos todavía con un margen muy pequeño si llegan lluvias en octubre, pero si no se logra sembrar hasta el 20 de octubre vamos a comenzar a hacer cálculos para abajo porque la cosecha ya no tendrá el mismo rendimiento del año pasado por mencionar.

¿Qué otros aspectos preocupan al sector productivo?

La ley aprobada en el Senado sobre el seguro agrícola que bajo el “poncho” trae un impuesto a la exportación en un momento crítico para la economía paraguaya y para la agricultura al igual que agropecuaria en general donde estamos en unas condiciones extremas climáticas generada desde el déficit de lluvia, profundizada por la helada del 21 de agosto y una sequía atípica en septiembre.

En este momento dar señales de que se va a cargar impuestos ganes o pierdas en un escenario de lanilla no es precisamente un estímulo que se está dando a los actores económicos de parte de la clase política que da una señal de mucha mezquindad y mira solamente sus intereses particulares dejando de lado al país.

A continuación, un video de la situación que se vive en el campo a causa de los incendios:

Lea también: Petrobras realizará descuentos por carga de combustibles


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar