El economista y extitular del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, considera que antes de solicitar un nuevo endeudamiento de US$ 350 millones que no se sabe cómo pagar, podría ser más viable incorporar dicho monto ya en lo que será el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2021, atendiendo que será un factor también vital para la historia económica del país. La nueva deuda forma parte del paquete de US$ 2.500 millones que destinará el Gobierno para reactivar la economía en la pospandemia.

Lo dijo en contacto con GEN Tv y Universo 970 AM, al ser consultado sobre la deuda pública a la que se refirió como una dinámica peligrosa, ya que puede afectar por un lado a la calificación de riesgo país, y por otro lado se puede terminar en un gran costo económico y costo social, a más del tiempo que llevaría en que ingrese y salga del Parlamento.

Leé también: Deuda de US$ 350 millones: proyecto será presentado la otra semana al Congreso

“Nuestra opinión técnica ya la pasamos al ministro de Hacienda con relación al proyecto de adquisición de una nueva deuda por US$ 350 millones, lo cual como medida adicional no nos parece adecuado, sí se podría incorporar ese monto ya como parte del PGN 2021, y con muchísimo cuidado de lo que será ese presupuesto, posiblemente uno de los más complicados o riesgosos de la historia”, expresó el extitular de la banca matriz.

Ley del PGN será fundamental

Fernández Valdovinos aseveró que no cree que existan condiciones en estos momentos de sumar dicha nueva deuda, por lo que podría ser un camino más viable tenerlo en cuenta ya en el PGN 2021, que es una ley que será fundamental, teniendo en cuenta la situación económica y social, que puede ser muy peligrosa con el riesgo de caer en manos de políticos populistas que destrocen el PGN, sentenció.

“En momentos en los que existen muchas necesidades, como el que estamos atravesando ahora, es muy propenso que se apruebe cualquier presupuesto, por lo que hay que tener mucho cuidado con el PGN 2021 y darle mucha importancia para que sea bien encaminado”, agregó.

Te puede interesar: Turismo interno se reactiva: visitantes escalaron el Cerro Hû en modo COVID

En cuanto a la deuda actual, dijo que se necesita de un plan fiscal para poder hacer frente a cómo pagar, que es la pata que falta, ya que si bien el plan de reactivación puede ser muy lindo, es algo que hay que pagar.

En ese sentido, el economista indicó que se necesita cuantificar el impacto de cada una de las medidas que se nombran; es decir, si implica congelar los salarios de los funcionarios o cortar gastos, nombrar cuántos millones significará eso, ya que si no se cuantifica, no se podrá saber si las medidas anunciadas son suficientes, a más de conocer cuánto se tendrá de entrada para saber si se podrá pagar o no la deuda.

Dejanos tu comentario

10H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar