El ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que ante la negativa de un nuevo préstamo por parte de los congresistas, el cual está contemplado dentro del plan de reactivación económica, la salida más viable para la aplicación de Pytyvõ 2.0 sería asignar los fondos que no se utilizaron en la Ley de Emergencia.

Cabe señalar que al inicio de la pandemia en nuestro país, el Poder Ejecutivo obtuvo US$ 1.600 millones para el financiamiento del Estado, fortalecimiento del sistema sanitario, ayuda social, pago de servicios básicos, entre otros.

De estos fondos, fueron asignados al Ministerio de Salud unos US$ 500 millones, de los cuales fueron ejecutados un poco más de US$ 4 millones; otros montos están en plan de ejecución. Para los programas de ayuda social como Ñangareko o Pytyvõ se asignaron US$ 300 millones y solo se utilizaron US$ 200.

La idea del Poder Ejecutivo es reasignar una parte de esos recursos designados a Salud (US$ 100 millones) y el saldo de la línea para ayuda económica social (US$ 100 millones) para convertirlos en el nuevo Pytyvõ 2.0.

Puede interesarle: BCP: tasa de interés de política monetaria se mantendrá en 0,75% anual

“Teníamos previsto redireccionar algunos recursos que estaban previstos en la Ley de Emergencia que ya no van a ejecutar, principalmente el de Pytyvõ, que habíamos calculado en US$ 300 millones y ejecutamos US$ 200 millones, por lo que nos quedan US$ 100 millones. Para hacer un pago adicional necesitamos una autorización adicional, porque habíamos previsto dos pagos nada más, y ver qué hacemos con los recursos de Salud”, dijo Benigno en radio Monumental.

Agregó que “la intención es convertir esos US$ 100 millones y otros US$ 100 millones más en Pytyvõ 2.0. De acá a fin de año tenemos que tener al menos cuatro pagos, los cuales serían focalizados en la zona de las fronteras, pero sería para todos con algunas restricciones adicionales para ciertos sectores, ya que algunos se están recuperando y otros no. Los números están alrededor de US$ 200 a US$ 250 millones para Pytyvõ 2.0, de los cuales US$ 100 millones son para frontera”, sostuvo.

Presentación del plan

Comentó que la semana entrante se estaría presentado ante el Congreso Nacional el plan de reactivación económica Ñapu´ã Paraguay, el cual, de ser aprobado incluyendo el nuevo endeudamiento que solicitan, comenzaría a ejecutarse desde setiembre, ya que en el caso de Pytyvõ 2.0 los beneficiados deberán inscribirse durante el mes de agosto.

El plan de reactivación económica prevé el gasto de US$ 2.500 millones. Aclaró que el endeudamiento total sería de US$ 350 millones.

“Estamos terminando los detalles, el proceso de formalización, los incentivos que se tienen ahí. Estamos incorporando otros incentivos fiscales que podríamos tener y el financiamiento. Estamos cerrando los números y probablemente la semana que viene presentemos al Congreso”, sostuvo.

El ministro de Hacienda, y principal asesor económico del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, indicó que el endeudamiento es clave. “Creemos que el endeudamiento es clave, necesario para la contención social y necesario para la inversión en viviendas, sobre todo. Tal vez podemos ver la inversión que estaba previsto para el MOPC, y el tema del IPS, creemos que es importante que tengan un aporte adicional, teniendo en cuenta la merma que tuvo en sus recaudaciones”, concluyó.

Lea también: Preocupa a la OMS rebrote del coronavirus en algunos países europeos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar