El Iragro registró una recaudación de G. 94.385 millones durante los primeros seis meses del presente año, lo que representa una caída del 44,8%, en comparación con el mismo periodo del 2019 cuando los ingresos mediante ese impuesto fueron de G. 170.972 millones, según datos proporcionados por la Subsecretaria de Estado de Tributación (SET).

El informe señala que la reducción de las recaudaciones, en la mayor parte, es debido a la situación que atraviesa el país ante la circulación del COVID-19 en el territorio paraguayo.

La cartera tributaria ha tomado varias decisiones en el marco de esta situación que afecta considerablemente la económica del país, entre las cuales se encuentra la posposición del vencimiento de varios impuestos cuyas acciones repercuten en las recaudaciones de la SET y otras facilidades de pagos.

En cuanto a la recaudación total acumulada, desde enero a junio de este año, se observó una caída del 17,8% con respecto al mismo periodo del periodo anterior, que fue de G. 7,60 billones. Durante el primer semestre de este año las cifras alcanzaron un total de G. 6,03 billones.

Te puede interesar: Hacienda: el 48,4% de los fondos de emergencia fue ejecutado

Pensión alimentaria

Hay más de 15.700 nuevos beneficiarios del programa de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores, según reporta el Ministerio de Hacienda. Se trata de incorporaciones hechas en este primer semestre del 2020.

La cartera fiscal informa que son en total 15.779 adultos mayores registrados por la Dirección de Pensiones No Contributivas (DPNC), dependiente de la Subsecretaría de Estado de Administración Financiera (SSEAF), de Hacienda. Con los incluidos este año, el número de beneficiarios llega a 211.162, que actualmente acceden a la pensión del Estado tras confirmarse según estudios que efectivamente son personas de la tercera edad en situación de vulnerabilidad.

El programa de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores representa el 96,6% del total de los subsidios otorgados por el Gobierno a través de las pensiones no contributivas, lo cual demanda una inversión mensual promedio de G. 115.761 millones, dice Hacienda.

Según el procedimiento, los adultos mayores que deseen beneficiarse con la pensión alimentaria deben inscribirse en la municipalidad de la comunidad donde viven y posteriormente ser censados en su domicilio.

Los censistas acreditados por el Ministerio de Hacienda acuden debidamente identificados para relevar las condiciones de vida de las personas inscritas, a fin de conocer el Índice de Calidad de Vida (ICV) de las mismas que las seleccione como potenciales beneficiarias.

Leé también: Ingresos tributarios caen 15,4% durante el primer semestre

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar