“Nuestra economía tiene capacidad de sostenimiento y recuperación”, aseguró el presidente Mario Abdo Benítez en la presentación de su segundo informe de gestión ante el Congreso Nacional, en esta ocasión de manera telemática desde la sede del Banco Central del Paraguay (BCP). El mandatario dividió en dos partes su rendición de cuentas del área económica para empezar detallando indicadores de crecimiento antes de la pandemia y luego desglosó el impacto de la crisis sanitaria en la economía paraguaya. Sin embargo, también dio cifras significativas de que la economía no se detuvo durante la implementación de las medidas decretadas para contener la propagación del nuevo coronavirus.

El jefe de Estado abrió su intervención recordando la superación exitosa de la crisis que afrontó el país durante su primer año de mandato debido a los efectos adversos del clima.

“Hace un año nos encontrábamos ante el gran desafío de dinamizar nuestra economía que estaba afectada por las condiciones climáticas y un contexto internacional desfavorable. Para hacer frente a ese escenario desplegamos una política contracíclica a través de la aprobación de un paquete de medidas que priorizaban la inversión en infraestructura vial y la construcción de viviendas. Estas acciones nos permitieron revertir la coyuntura económica de ese momento”, aseveró.

Te puede interesar: Abdo: No estamos conformes con la ejecución de Salud y vamos a hacer el esfuerzo para mejorar

Mencionó que posteriormente el país se adentró en un ciclo positivo de crecimiento. Es así que desde el mes de julio del 2019, la economía ingresó en un territorio de expansión que mantuvo durante ocho meses, con un crecimiento sostenido y continuado hasta febrero del 2020, que sobrevino la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus.

“Nuestra economía demostró la capacidad de resiliencia, una importante recuperación y un alto dinamismo que se ven reflejados en los siguientes datos: en setiembre del 2019 crecimos un 6,3%, en octubre un 4,8%, en noviembre un 1,6% y en diciembre un 4%. Para el mes de enero del 2020, nuestra economía se expandió al 4,3% y en febrero de este año la tasa de expansión fue del 7,1%. Es decir, en los dos primeros meses nuestra economía experimentó un crecimiento de alrededor del 5,7% y las posibilidades de haber tenido una expansión económica eran altas. El programa anticíclico funcionó”, acotó.

Sin embargo, Abdo Benítez indicó que la llegada de la pandemia del COVID-19 sacudió al país y al mundo. “Esta vez nos tocó seguir creciendo, pero de una manera diferente, lo hicimos en la solidaridad, en la humanidad y en la responsabilidad para enfrentar unidos una situación completamente desconocida”, arguyó.

Seguidamente, el mandatario detalló las medidas económicas y sanitarias impulsadas en el marco de la Ley de Emergencia con una línea de crédito por valor de US$ 1.200 millones, con un total de US$ 1.205 millones desembolsados, aunque lamentó la baja ejecución en Salud Pública (4%). El mandatario nuevamente desglosó la ejecución de esos recursos y aseguró el uso transparente de los fondos.

Pasó a detallar luego las inversiones realizadas en obras públicas, que superan los US$ 4.600 millones y benefician a más de dos millones de paraguayos. En este punto enumeró algunas obras que han sido postergadas por décadas y que están en plena ejecución, tales como el puente de integración que unirá Presidente Franco con Foz de Iguazú, que posibilitará el fortalecimiento de la conectividad regional.

También destacó la construcción de la defensa costera de Pilar, una solución definitiva para el problema de las inundaciones, así como el Corredor Vial Botánico de Asunción que agilizará el tránsito y facilitará la conectividad. Igualmente, mencionó la construcción de 15.198 soluciones habitacionales, de las cuales más de 11 mil están terminadas.

Desde el punto de vista de la producción, Abdo admiró el aumento de la zafra de soja, el maíz, el sésamo y el poroto. A esto se suma el récord histórico de exportación de carne bovina y el aumento de exportaciones de rubros no tradicionales como embriones al Ecuador.

Reconocimiento internacional

El gobernante se jactó del reconocimiento al Paraguay a nivel internacional por la buena marcha de la economía, conforme aludió. “Este año, cuando realizamos la reapertura del bono 2050, logramos colocar 450 millones de dólares a una tasa de 4,45% que está siendo invertido en beneficio de la gente. Eso ha permitido al país anticiparse y conseguir el financiamiento necesario para la Ley de Emergencia, tanto con los organismos multilaterales como en el mercado internacional. Además, Paraguay ha logrado mantener su calificación crediticia y la perspectiva estable de nuestra política económica responsable, así como la alta valoración de nuestro país en los mercados internacionales”, enfatizó.

“Hay indicadores positivos que nos muestran que podemos salir adelante y recuperarnos”, vaticinó Abdo Benítez.

Leé también: Titular del BCP resalta cambio institucional del Fogapy en plan de reactivación

Dejanos tu comentario

12H

Abdo Benítez dice que no es el momento para cambiar ministros ¿está de acuerdo?

Click para votar