El ministro de Hacienda, Benigno López, aseguró que aún hay una disponibilidad de US$ 420 millones para el Ministerio de Salud Pública, dentro de los US$ 1.600 millones aprobados en el marco de la Ley de Emergencia para mitigar los efectos del COVID-19.

Con respecto a la ejecución global de este millonario crédito, el secretario de Estado sostuvo que quedan US$ 550 millones para reasignar, y que incluye un remanente de US$ 90 millones del programa Pytyvõ.

Te puede interesar: En tres meses, exoneración del pago de la luz alcanzó G. 273.963 millones

“Salud con nosotros tiene todavía US$ 420 millones que están a disposición de ellos. Tenemos también un saldo que habíamos pensado en la ley, US$ 300 millones para Pytyvõ y se gastaron 210 aproximadamente, hay un saldo que queremos utilizar en el plan de recuperación. También hay un saldo que se está ejecutando dentro del programa de IPS que todavía no se ejecutó todo. Entonces hay diversos sectores que no se ejecutaron, pero está asignado el dinero. Recursos para asignar nos quedan a nosotros de la línea de US$ 1.600 millones alrededor de 550 millones aproximadamente”, mencionó en entrevista en el programa Cara o Cruz de Unicanal.

“Después hay un párrafo de la ley que habla de tres créditos que aprobaron en ese mismo día a iniciativa del Congreso. De eso se usaron US$ 200 millones para fortalecer y financiar Fogapy y para fortalecer y financiar las fiducias que se creó dentro de la ley también para sectores que no están bajo un regulador de alguna manera por decirte y se está financiando línea de crédito de las casas de créditos, de la Comisión Nacional de Valores, del Crédito Agrícola de Habilitación, de las cooperativas de créditos también”, siguió explicando López en su rendición de cuentas en televisión.

¿Dónde está el dinero?

El ministro de Hacienda también fue consultado sobre las críticas ciudadanas del millonario endeudamiento al que se sometió al país y que se vio empañado por las cuestionadas y fallidas compras de insumos para Salud Pública. A ello respondió que tal vez hubo una falla comunicacional por parte del Gobierno en explicar en qué se utilizó el dinero.

“Quedamos estigmatizados por el fracaso de la primera compra de Salud y nos olvidamos de todo lo otro, porque gracias a la deuda se ayudó a más de 2 millones de paraguayos con Pytyvõ y más de un millón de facturas se exoneraron en la Ande y más de 670 mil facturas se exoneraron en Essap. Entonces hay otros condimentos de esa línea de crédito. Se dejó de recaudar US$ 400 millones en dos meses entre Aduanas y Tributación, entonces todo sirvió para el bienestar de la población pero la fracasada compra en Salud Pública seguramente nos golpeó más de lo que pensamos”, justificó.

Leé también: “Lo peor ya pasó, vamos a entrar en un escenario de paulatina recuperación”, dice ministro de Hacienda

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar