La suba del salario mínimo vigente podría esperar, atendiendo la situación económica actual producida por la pandemia del COVID-19, no solo en el país, sino a nivel mundial. El reajuste en la base se da de manera anual, sobre la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y su impacto en la economía nacional, en el mes de junio de cada año y es efectuado por el Poder Ejecutivo.

En este sentido, la directora de Trabajo y miembro del Consejo Nacional del Salario Mínimo (Casam), Karina Gómez, refirió que desde el sector trabajador se propuso ante el Consejo que se mantenga el sueldo mínimo por este año, hasta tanto se pueda analizar una nueva política salarial con un escenario económico mejorado. La propuesta será elevada al Poder Ejecutivo para su estudio, sin embargo, podrá volver a analizarse, aclaró Gómez.

Te puede interesar: Extensiones de suspensión hasta agosto podrían llegar a 50.000

“El sector trabajador planteó ante el Consejo la posibilidad de que el salario mínimo vigente se mantenga por este año, hasta que se pueda analizar una nueva política salarial ya con un ambiente económico diferente. Entonces para poder así determinar realmente los factores que van a tener implicancia para la reactivación económica”, mencionó en entrevista con radio Ñandutí.

Gómez indicó que la situación actual es diferente a cualquier otra, principalmente por las suspensiones laborales temporales que se dieron en los últimos tres meses. “Estamos viendo que muchas microempresas se vieron afectadas por el impacto social que tuvo la pandemia. Entonces, tenemos que analizar qué perjudicaría a los trabajadores. Ellos en su postura manifestaron que cualquier reajuste salarial por más mínimo que sea implica después un reajuste también, por ejemplo, de la canasta básica familiar”, indicó.

Podés leer también: Simplifican gestión para registros contables de contribuyentes

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar