Un estudio hecho por la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) reveló que la pandemia del COVID-19 le cuesta al país US$ 40 millones por día, sin incluir los préstamos. Así lo confirmó Carlos Jorge Biedermann, presidente del gremio, en entrevista con Universo 970 AM. El empresario lamentó que los hechos de corrupción denunciados durante este tiempo queden impunes. “Alguien tiene que pagar por la corrupción”, reclamó.

Biedermann señaló que la CAP emite cada 15 días un informe sobre el impacto del nuevo coronavirus en la economía. Precisamente la última conclusión del análisis demostró el elevado costo de la crisis sanitaria. “El costo es inmenso, se habla de que esto tiene un costo aproximadamente de 40 millones de dólares por día, a nivel economía en general. Pero eso no incluyen los préstamos que se están haciendo, cuánto más estamos debiendo, cuánto más vamos a deber”, indicó.

Te puede interesar: Mantienen la proyección de caída de 2,6% del PIB

Según los pronósticos de la CAP, en un lapso de 60 a 90 días se tendrá un panorama claro y se verá “dónde estamos parados”, con base en se podrán tomar las previsiones para la pospandemia. “Si nos comparamos con otros países de la región, sin ninguna duda vamos a salir mejor nosotros”, vaticinó el entrevistado al explicar que es más fácil manejar una economía pequeña como la nuestra que una de “escala monstruosa como Brasil”.

Condena la corrupción

Por otro lado, el empresario se refirió a los escandalosos hechos de corrupción denunciados a través de los medios de prensa, pero cuyos responsables hasta el momento no han sido castigados con todo el peso de la ley. Lamentó la impunidad y reclamó que los organismos encargados de la investigación cumplan con su cometido.

“No hay mucho que discutir, hay instituciones que están a cargo y que tienen que hacer su trabajo y los responsables tienen que ir a donde corresponde, a la cárcel, dependiendo de su grado de culpabilidad. La corrupción de por sí ya es muy perjudicial para el país y para todos, pero cuando se trata de corrupción en una pandemia donde la gente está presa en sus casas y hay gente que está aprovechando no tiene perdón, no solamente de la ley, sino de Dios”, expresó.

Con vehemencia pidió que las “las instituciones que están a cargo se ocupen, hagan lo que tienen que hacer y que la gente se quede tranquila”. Alertó que “cada vez la gente está más molesta y eso puede explotar”.

“No es posible, no es entendible y no importa quién esté detrás en una pandemia, gente que estuvo aprovechando, gente que estuvo preparando para aprovecharse. Alguien tiene que dar explicaciones y tienen que haber responsables, los responsables tienen que asumir, los directos, los indirectos, los conectados”, fustigó.

“Lo que nosotros esperamos como ciudadanos es que las instituciones que están a cargo cumplan su misión y den resultados claros, precisos y alguien tiene que pagar por esto, alguien tiene que pagar por todo lo que está costando a la ciudadanía, a todos nosotros. Empresas cerraron, empresas quebraron, estoy hablando de grandes, medianas, pequeñas, todas merecen respeto”, enfatizó el titular de la CAP.

Demasiado se sacrificó el pueblo

Por último, Biedermann valoró el esfuerzo de la ciudadanía que obedeció la cuarentena obligatoria establecida por el Gobierno para evitar un contagio masivo con el letal virus.

“Fase uno y fase dos no hubo problemas de contagio, la gente hizo su parte y entonces que la otra parte cumpla también su responsabilidad. Demasiado se sacrificó el pueblo y que quienes están a cargo institucionalmente cumplan también su cometido. Si alguien hizo algo malo, que pague por eso, para eso está la ley, para eso está la Fiscalía y para eso está la justicia. No importa quién esté detrás, hay que hacer cumplir la ley”, insistió el titular de la CAP en el programa conducido por el periodista Clari Arias.

Leé también: Manuel Ferreira: “Los bancos no han prestado y han elevado la tasa de interés”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar