Una microempresa dedicada al rubro odontológico, en el servicio de atención y también como centro de estudios y de capacitación para médicos y profesionales del rubro y afines, tuvo que cerrar por la pandemia y suspender todos sus cursos presenciales, por lo que quedaron con ingreso cero, pero tras acceder a una asistencia crediticia ahora realizan los cursos en línea.

Se trata del caso de dos profesionales y emprendedoras, propietarias de CM Odonto, quienes en pleno momento de la crisis recurrieron al Ministerio de Industria y Comercio (MIC), donde recibieron asesoría financiera por parte de técnicos del Viceministerio de Mipymes, con cuyas orientaciones pudieron acceder al crédito que más les convenía por el rubro, y de esa forma innovar y rediseñar la actividad, señalaron las odontólogas Lychi Montiel y Paola Casartelli.

Lea también: Gremios comerciales buscan asentar propuesta en relación con alquileres

Y en ese sentido, bajo la premisa de reinventarse durante la crisis, hoy pueden incursionar en la modalidad de cursos online, con una respuesta óptima de sus propios alumnos y otros nuevos, lo que según las microempresarias les genera aún más ganas de seguir innovando y creciendo.

“Estamos más que contentas porque pudimos encontrar una salida, siempre desde una mirada optimista y realista, llevando en consideración durante este proceso el análisis y el plan estratégico de cada empresa para reinventarse dentro del rubro, y analizar objetivamente cada decisión a tomar sin apuro y con claridad”, instó Casartelli a los demás microempresarios.

Suspensión de actividades

Cabe mencionar que por la pandemia, el centro tuvo que suspender todos los cursos presenciales de actualización, capacitación y diplomado que realizaban regularmente desde hace dos años sin interrupciones, por lo que el ingreso se redujo automáticamente a cero, lo que generó una preocupación muy grande para las emprendedoras, según señalaron.

El consultorio se desempeña además como un centro de capacitación con cursos de posgrado para odontólogos y médicos, una sociedad que lleva dos años desde su incursión en el mercado, específicamente en Ciudad del Este, donde ambas propietarias se dedican tanto a la actividad privada de consultorio como también a la enseñanza.

“El contar con la ayuda de un consultor nos sirvió para tomar las decisiones de manera pensada y coherente, sin entrar en desesperación, pensando objetivamente y con cautela para redireccionarnos y reinventarnos dentro de nuestro rubro de una manera buena, que va generando resultados satisfactorios lentamente”, expresó Montiel.

Puede interesarle: Parvularia dejó de trabajar y ahora realiza tapabocas “pintados a mano”

De esa forma, pudieron tocar las puertas del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), donde encontraron la respuesta necesaria para destinar el crédito otorgado a cubrir costos operativos, pagos de equipos odontológicos adquiridos anteriormente y pago de salarios, ya que cuentan con otras dos personas más trabajando en el centro.

En tanto que desde el Viceministerio de Mipymes recuerdan a las microempresas o emprendedores a recurrir al ministerio para mayor información sobre los créditos disponibles y acordes según cada rubro, con los especialistas de lunes a viernes, de 8:00 a 15:00, con Carlos Osorio carlos.osorio@mic.gov.py, o al teléfono 021-616 3289, con Jorge Alvarenga, jorge.alvarenga@mic.gov.py, o al 021-616 3291, y con Francisco Cabrera, francisco.cabrera@mic.gov.py, y al 021-616 3199.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar