La Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) emitió un comunicado a través de sus redes sociales en el que solicitan una serie de medidas como “salvataje” al Gobierno Nacional, de manera de amortiguar los perjuicios económicos por los que ha pasado el sector como consecuencia de la cuarentena sanitaria, desde la aparición del coronavirus en nuestro país.

Requieren la disminución del IVA al 5%, la flexibilización de condiciones de contratos de trabajo, exoneración del 50% del aporte obrero-patronal por 12 meses, así como el descuento del 50% en el pago de los servicios públicos por un año, otorgamiento de garantías para acceder a préstamos, entre otros aspectos.

Los requerimientos

Baja del IVA en restaurantes al 5% durante 1 o 2 años para incentivar el consumo en dichos establecimientos y, de esa forma, incentivar la contratación de personal. La flexibilización de condiciones de contratos de trabajo. Flexibilizar durante 2 años la desvinculación para que exista un incentivo a contratar más gente en esta etapa de gran desempleo. La exoneración del 50% de aporte obrero-patronal por 12 meses, manteniendo cobertura médica del empleador y familia para incentivar la contratación de nuevos empleados.

Además piden la exoneración del 50% del pago de todos los servicios públicos por 12 meses para ayudar a recapitalizar las empresas. El reintegro del IVA (VAT) a clientes extranjeros en las cuentas en restaurantes en montos superiores a G. 100.000, bajo la política de que los extranjeros tengan un 10% de descuento por consumos en Paraguay y de esa forma ser competitivos frente e similares políticas aplicadas en otros países de la región como Uruguay.

Puede interesarle: “Peleando bien”, respondió Galaverna ante su estado de salud

Piden también el otorgamiento de garantías (Fogapy) para préstamos a grandes empresas, hoy excluidas de este beneficio, para así poder refinanciar deudas viejas con 1 o 2 años de gracia y de esa manera dar oxígeno a las empresas para recapitalizarse y poder contratar más personal. Legislar sobre máximos a cobrar como comisión de tarjetas para que las mismas sean del 3% en tarjetas de crédito y 1% en tarjetas de débito para el rubro gastronómico. IPS pagará a los empleados suspendidos el subsidio en forma mensual mientras dure la misma, sea por 90 días o en caso de que las condiciones sanitarias provoquen la prórroga de la misma por el tiempo que fuera determinado.

La ARPY está compuesta por los principales restaurantes de Asunción y Gran Asunción; además, cuenta con una fuerza laboral de al menos 6.800 personas. En teoría, el sector gastronómico debe regresar a sus actividades a puertas abiertas desde el lunes 15 de junio, pero todo dependerá de las decisiones que asuman el Gobierno Nacional y el Ministerio de Salud.

Lea también: Mazzoleni advierte que Central y Alto Paraná podrían ir a cuarentena total

Dejanos tu comentario

18H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar