Los empresarios gastronómicos nucleados en la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) aguardan la aprobación del protocolo de reapertura de locales. De acuerdo a lo planificado dentro de la cuarentena inteligente, la reactivación de los restaurantes y bares está prevista para la cuarta fase, en julio.

“Manifestamos como ARPY la permanente búsqueda y entendimiento mediante la aprobación del protocolo de reapertura de los locales gastronómicos con el Estado, con el fin de volver a funcionar próximamente para la total seguridad de nuestros colaboradores y clientes”, señala un comunicado divulgado esta mañana por el citado gremio.

También te puede interesar: Restaurantes también esperan reabrir en la segunda fase

“La ARPY, junto al Gobierno, buscamos la aprobación del protocolo de reapertura y la autorización para hacerlo próximamente”, publicó a su vez en su cuenta personal de Twitter, Oliver Gayet, presidente de la asociación.

La ARPY entregó en los primeros días de mayo a las autoridades el protocolo de reapertura para los restaurantes, en un intento por adelantar la fecha de habilitación de los locales gastronómicos, para la segunda fase de la cuarentena inteligente que arranca este lunes 25 con la reanudación de las actividades comerciales en los shoppings.

“Nuestra intención e insistencia es ingresar en la fase 2; tal vez no entremos este lunes (25 de mayo), pero podría darse el próximo lunes (1 de junio), ya que la situación de los restaurantes se está volviendo insostenible”, había declarado Oliver Gayet en entrevista con La Nación.

Apuntó que han observado que los restaurantes en otras partes del mundo abrieron, citando Italia, Australia, algunas ciudades de los Estados Unidos y Alemania. “En este último país su protocolo es muy sencillo, pide distanciamiento y tomar los datos de las personas que van a los restaurantes. Nosotros también podemos hacer eso o tomar las reservas de los clientes. Se han dado cuenta que el restaurante es un lugar de contagio poco probable, ya que hay otros lugares sin citar que están abiertos. Nuestra norma sanitaria siempre fue estricta y vamos a ajustarnos a la situación”, expresó.

Añadió que alrededor del 50% de los empleados que representa la asociación fueron suspendidos en sus labores, mientras un 10% ya fue despedido y el restante trabaja a medias en los servicios de delivery que tampoco genera rentabilidad.

Leé también: Según encuesta, 88 de cada 100 empresas disminuyeron sus ventas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar