El Instituto de Previsión Social (IPS) aún dispone de US$ 85 millones de los US$ 100 millones destinados por el Gobierno, en el marco de la Ley de Emergencia Sanitaria por el COVID-19, al pago de compensaciones a los trabajadores formales cesados. El ente prevé un segundo desembolso de estos fondos y esta vez el beneficio también abarcará a empleados que ganan tres salarios mínimos.

Según datos oficiales, en la primera etapa el instituto asistió a unos 73.000 trabajadores con cesación laboral tras haber depurado la lista oficial remitida por el Ministerio de Trabajo, que inicialmente incluyó a cerca de 100.000 personas. Esto demandó una transferencia de aproximadamente US$ 15 millones, quedando aún un remanente de US$ 85 millones que ahora serán usados para efectivizar el segundo pago, que está sujeto a la firma de una resolución del Consejo de Administración que debe autorizar la operación.

Ejecución

En un balance hecho por el ministro de Hacienda, Benigno López, ante parlamentarios de diferentes bancadas, la semana pasada, informó detalladamente lo que ya se ejecutó de los US$ 1.600 millones previstos en la Ley de Emergencia Sanitaria para mitigar los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus.

El secretario de Estado dijo que unos US$ 514 millones fueron transferidos al Ministerio de Salud Pública, otros US$ 414 millones fueron usados para la cobertura de los programas de protección social y unos US$ 550 millones para el funcionamiento del Estado. A estos se suman otros US$ 64 millones para asistir a las mipymes y US$ 62 millones para subsidios y servicios.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar