Al igual que todos los sectores económicos, el de la industria cerámica, que engloba también a los oleros, la emergencia sanitaria que trajo el COVID-19 golpeó muy fuerte, al ser una situación que se está volviendo muy larga, por lo que creen que la reactivación será lenta, ya que los créditos ofrecidos por Banco Nacional de Fomento (BNF), tampoco están cubriendo las necesidades.

Así lo señaló a La Nación el presidente de Cámara Paraguaya de la Industria Cerámica (CPIC), Ricardo Maluff, quien alegó que ahora esperan ser parte de la construcción de unas 7.500 viviendas sociales previstas para este año, por parte del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH).

Puede interesarle: Consejo de Inversiones aprobó 8 nuevos proyectos por US$ 15 millones

“Realmente está muy difícil la situación, creo que va llevar seguramente todo el año, o lo que sobra de este 2020 para recuperar la actividad, y es por eso que insistimos al gobierno, a través del MUVH, para que la cerámica nacional pueda ser parte de la construcción de las 7.500 viviendas sociales que están previstas para este año”, expresó Maluff.

Ricardo Maluf, presidente de la Cámara Paraguaya de la Industria Cera­mica.

Así mismo, en dicho contexto, también pretenden ser parte de la construcción de otras 15.000 viviendas sociales que se están proyectando con el MUVH ya para el próximo año, para lo cual esta mañana se reunió con el ministro Dany Duran, y esperan poder tener el apoyo del gobierno en dicha idea, agregó.

En cuanto a los efectos de la pandemia, rescató que al menos muchos de los empleados de la industria cerámica pudieron cobrar el subsidio del IPS, pero no así en el caso de los oleros, que en un 99,9% no están bajo ningún seguro social, por lo que el paro de las actividades afectó en mayor medida a estos trabajadores, en su mayoría de la localidad de Tobatí.

Noticia relacionada: Ceramistas ayudan a sus obreros con paquetes de alimentos

Si bien, algunos se habrán acogido a los programas de apoyo del Gobierno, ya sea Ñangareko o Pytyvõ pero teniendo en cuenta que no hay una proyección segura de cuándo termine la emergencia sanitaria, es que deja a todos en la incertidumbre, y con suerte la recuperación podría llegar recién a finales del año, sostuvo.

Dejanos tu comentario

7H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar