“Es un día de significancia, no sólo para Paraguay sino para el MERCOSUR. Han pasado casi 30 años que somos un bloque con unión aduanera, y el tema automotriz había quedado fuera, dejado de lado, declaró la ministra Liz Cramer, en el acto de la firma del Acuerdo Automotriz Bilateral, suscripto conjuntamente, con el embajador de Brasil en la República del Paraguay, Flávio Soares Damico.

“De ser un país sin ningún acuerdo bilateral con nuestros vecinos, hoy tenemos dos, con los cuales tenemos las bases para un Acuerdo MERCOSUR Automotriz, que nos permita una mirada de integración productiva regional, con miras a los grandes desafíos que como bloque nos hemos puesto, con los grandes autores de la economía mundial”, mencionó la titular de Ministerio de Industria y Comercio

El secretario Especial del Comercio Exterior y Asuntos Internacionales del ministerio de Economía del Brasil, Marcos Prado Troyjo, indicó que el acuerdo es un verdadero instrumento de prosperidad de los países del MERCOSUR, resaltando la importancia del liderazgo de la negociación, de la ministra Liz Cramer.

Visibilidades y oportunidades

El canciller Nacional, Antonio Rivas señaló que esta negociación mostró el entendimiento y la buena voluntad existente entre ambas partes, para lograr un gran acuerdo.

“Hace menos de seis meses se lanzó la negociación, y hoy día no solamente tenemos este acuerdo, sino también con la Argentina, y eso hace que podamos soñar que prontamente tengamos el acuerdo con Uruguay, que nos permitirá cumplir con uno de los objetivos de la Presidencia Pro tempore del MERSOSUR, que es el Acuerdo Automotriz a ese nivel. Es un acuerdo que nos va a dar mucha visibilidad y muchas oportunidades”, señaló.

El embajador de Brasil en Paraguay, Flávio Soares Damico resaltó el trabajo técnico y el esfuerzo que fue puesto por los negociadores. Haciendo alusión a la visita del Canciller de Brasil, en la semana pasada, recordó que durante la visita al país, un concepto fue resaltado tanto por Brasil como por Paraguay, que es el de Prosperidad Compartida.

“Ahora estamos viendo la concretización de ese concepto, con la firma de un acuerdo fuerte que tiene un impacto muy importante, no solamente para las industrias sino además por los empleos, en ambos países. Sólo la amistad de nuestros países puede lograr”, destacó al referirse a la firma del Acuerdo Automotriz con Brasil.

Equilibrio, gradualidad, convergencia

Este acuerdo se enmarca en el cumplimiento de los objetivos de equilibrio, gradualidad, convergencia y trato especial diferenciado a Paraguay, como país sin litoral marítimo y de menor desarrollo relativo del pacto regional, y junto con el Acuerdo suscrito con Argentina a finales de octubre de 2019, tras casi 15 años de negociación, se sientan las bases de integración en este sector en el bloque regional, con un esquema de libre comercio y creando oportunidades de integración productiva.

El Acuerdo Automotriz con Brasil permite: el libre comercio de productos automotores entre ambos países; el acceso preferencial al mercado brasileño para bienes fabricados en Paraguay bajo el régimen de maquila; y, el acceso preferencial para vehículos con motorizaciones alternativas y para vehículos de alta gama.

Se garantiza la exportación de toda la producción nacional de autopartes bajo el régimen de maquila con destino a Brasil, con un cupo preferencial de un monto inicial de USD 350 millones para productos con un Índice de Contenido Regional (ICR) del 40% para el año 2020, con un incremento gradual hasta el monto final de USD 750 millones para el año 2027, con un ICR del 50%.

Entre los beneficios inmediatos está el respaldo a las empresas de autopartes que dan empleo a más de 10.000 personas, asegurando de esta manera la continuidad de las exportaciones de sus productos, rubro que actualmente lidera en las exportaciones de maquila.

Se incorporan oportunidades para el desarrollo de vehículos con nuevas motorizaciones (eléctricos, híbridos, a gas, hidrogeno, etc.), con Trato Especial y Diferenciado para Paraguay, iniciando con el Índice de Componente Regional (ICR) de un 30%, disponiendo de ocho años de plazo para incrementar el ICR al 50%; por lo tanto, Paraguay podrá culminar su proceso de convergencia en el año 2027.

En cuanto al intercambio bilateral, se establece que el sector automotriz de Brasil tendrá libre acceso inmediato con algunas excepciones a ser liberadas en cuatro etapas, entre el 2019 y el 2022, dado el impacto que representa en la recaudación del Estado Paraguayo.

Las partes mantendrán sus aranceles nacionales vigentes, hasta tanto se establezca el Arancel Externo Común (AEC) del MERCOSUR, conforme definiciones en el Régimen Automotor del MERCOSUR.

La importación de vehículos usados atiende las sensibilidades del mercado paraguayo, de conformidad a las normas nacionales vigentes y en los términos a ser acordados en el régimen MERCOSUR en materia ambiental, de salud pública y de seguridad.

Dejanos tu comentario

7H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar