En diversas partes del país están movilizados ante el inminente aumento del precio del combustible, lo que generaría también una suba de los precios de los fletes. Es por ello que el gremio de los camioneros exige normativas y precios mínimos.

Julio Gamarra, de la Asociación Gremial de Camioneros Empresarios del Paraguay (Agetrapar), indicó hoy a la emisora 970 AM las movilizaciones se realizan en todo el país y que las subas, tanto en el gasoil como en los fletes, no pueden darse sin previo análisis.

“Al camionero no se le puede subir el precio por cuestiones de acuerdos internacionales”, advirtió Gamarra, al tiempo de insistir que “es necesario establecer normativas y precios mínimos” para el sector.

Explicó que una conversión previa con la titular de la petrolera estatal, Patricia Samudio, trajo algo de alivio pero no del todo. “La conversación con la presidenta de Petropar, calmó las aguas pero por muy poco tiempo”, aseguró el dirigente gremial.

Indicó que esta situación de los incrementos coloca al sector al borde de la explosión social. “Estamos a punto de una explosión social, en donde camioneros se van a pelear con camioneros”, dijo el dirigente.

El sector público analizará en las próximas semanas la conveniencia de un los ajustes de los precios de los combustibles. Desde esta semana, algunos emblemas privados introdujeron fuertes incrementos en los tipos del diesel.